Jamás renuncies a tus metas.

Jamás renuncies a tus proyectos, tus rumbos, tus metas, es difícil esperar, pero más difícil es tener que lamentarse por no haber sido perseverante en lo que quieres…

Las etapas más difíciles son aquellas que construyen la determinación y la fuerza interior de conquistar nuestros sueños.

Reflexión: Nunca renuncies a tus objetivos solo porque las cosas se pusieron difícil, recuerda que si vale la pena no será fácil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s