EL PODER DE DECRETAR…

EL PODER DE DECRETAR…

Decreta aquello que anhelas y agradece como si ya lo tuvieras, que ese sea el pensamiento que envías al universo.

Luego, conserva la calma y reafírmalo a diario, sin permitir que las semillas de la duda y la ansiedad corrompan tu petición.

Al final del decreto di. En armonía para todo el mundo y de acuerdo con la voluntad divina bajo la gracia y de manera perfecta.

Gracias… Amén.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s