Cuidados de la Guzmania.

La Guzmania es una planta de interior muy especial. Es un tipo de bromelia muy fácil de cuidar que ha sabido cómo ganarse su sitio en nuestros hogares. Y es que, además, sus hojas verdes en forma de cinta son muy decorativas.

A ello hay que sumarle su bajo coste: por tan sólo 5 euros puedes conseguir un ejemplar de un tamaño muy interesante. Así que, ¿a qué estás esperando para conseguir una? Si no sabes cómo cuidarla, no te preocupes: te voy a decir qué debes hacer para que no le falte de nada.

Las Guzmania son plantas epifitas (es decir, que crecen sobre ramas de árboles) pertenecientes a la familia Bromeliaceae, subfamilia Tillandsioideae. Son originarias de América Central, las Antillas y Sudamérica. Hay 212 especies aceptadas, aunque son 291 las descritas. En cualquier caso, hay una gran variedad de bellas plantas que puedes tener en tu hogar.

Las hojas crecen arrosetadas, de tal manera del centro pueda salir la inflorescencia, durante el verano. Después de florecer, se muere, pero no sin antes asegurarse de que ha dejado descendencia: los hijuelos que verás que le salen de la base.

¿Cómo se cuida?

Esta es una planta de origen tropical que necesita un lugar muy luminosocálido y con una alta humedad ambiental. Sin embargo, tenemos que protegerla de la luz directa del sol, ya que podría quemar sus hojas, y de las corrientes de aire (tanto frías como cálidas).

Para que se mantenga bonita, hay que pulverizarla a diario o cada dos días con agua cuyo contenido en cal sea muy bajo o inexistente. Asimismo, el agua de riego tendrá que ser también ácida. Regaremos cada 2-3 días en verano, y cada 4-5 el resto del año. Puedes echarle agua en el cogollo, cambiándosela dos o tres veces al mes.

¿Cómo separar los hijuelos?

Una vez que la inflorescencia se ha marchitado y sus hojas se han secado, habrá llegado el momento de extraer la planta de la maceta para poder separar los hijuelos. Para ello, sólo tendremos que retirar todo el sustrato que podamos, y coger uno por uno con cuidado para que sus raíces no se rompan. Luego, los plantaremos en macetas individuales con sustrato compuesto por 60% turba + 30% perlita + 10% humus de lombriz (o cualquier otro abono orgánico).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s