Cuando una persona desencarna, se le abren algunas posibilidades para continuar con su evolución.

Cuando una persona desencarna, se le abren algunas posibilidades para continuar con su evolución. Sigue con su mente y emociones latentes, sólo el cuerpo físico es el que queda en la tierra. Algunos son conscientes de esto, otros no: sienten que están en un sueño y tardan en darse cuenta de su realidad. Al desencarnar son transportados por caminos de luz, senderos dispuestos por mí y mis ayudantes para que esas conciencias sigan directamente hacia los planos superiores, donde continúan aprendiendo y evolucionando. Allí se encuentran con sus familias: otras almas que han quedado en ese plano o que estuvieron con ellos en la tierra y desencarnaron antes. Nunca están solos, son grupos álmicos que se acompañan y todo fluye fácil. Al no tener cuerpos físicos, todo es menos denso; no hay frecuencias vibratorias bajas como en la tierra. Otra cosa es lo que sucede con aquellos que no quieren hacer el camino hacia la luz, que no se dejan guiar hacia esos planos, y hay muchas razones por las cuales pasa esto. La mayoría de las veces es porque ese ser está inundado de ego, con una energía muy baja que no le permite conectar con su conciencia. Eso genera un malestar al acercarse y sentir la luz. Es todo una cuestión vibratoria. Alguien que en vida se manejó con frecuencias de odio y maldad, frecuencias de baja vibración, al desencarnar no soporta la luz, no puede acercarse al camino de la luz. Esas almas quedan atrapadas en la oscuridad y nosotros quedamos junto a ellas, para ayudar a limpiarlas. Sufren, se revelan, se enojan, pero de a poco van comprendiendo cuál es el camino. A veces, las frecuencias no son tan bajas, pero se trata de un ser muy apegado a lo físico que no quiere irse, no quiere ver la luz. Todos, tarde o temprano lo hacen: salen de esa baja vibración y se elevan hacia otros planos. Nosotros somos encargados de ayudar a las almas a no perderse, a continuar con su camino de evolución. Dejar el cuerpo es un paso más en su camino, es seguir la evolución en conciencia. Es importante que comiencen a perder el miedo y el dramatismo a todo esto. Eso ayudará a vivir la vida de un modo menos trágico y más liviano. (Arcángel Miguel, enero 2021)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s