Todos somos fugaces en la tierra.

Lo que engrandece a un ser humano, su más alto honor y dignidad estriba, cuando sabe ceder su poder. Ahí nunca puede haber derrota. Toda tiranía se sostiene en querer prevalecer para siempre. No hay Siempre. Todos somos fugaces en la tierra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s