Recuerda que eres hijo de Dios y heredero de su reino.

ACEPTA TU ABUNDANCIA…

Si Dios es abundancia absoluta, por lo tanto, tú también lo eres. Afirma: «Me merezco la abundancia, el amor, la belleza y la salud, aquí, ahora y por siempre. Nací para la abundancia.»

Recuerda que eres hijo de Dios y heredero de su reino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s