DEBEMOS APRENDER A FLUIR COMO UN RÍO

Un río se desplaza superando obstáculos por doquier. Es una gran lección que nos regala el río. La clave está en que nunca deja de fluir. Desde esa perspectiva, ante lo inesperado todos deberíamos entender que la vida no se trata de luchar sino de dejarnos llevar. O en otras palabras, deberíamos aprender a dejar que nuestra vida fluya como el agua del río, en lugar de empeñarnos en forzar las cosas, en nadar contra corriente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s