¿Cómo afecta el estrés al corazón y al sistema cardiovascular?

La relación negativa que existe entre el estrés y la enfermedad cardíaca isquémica ha sido demostrada hace casi 20 años atrás, al estudiar a pacientes que presentaban enfermedad coronaria. Luego, muchas otras investigaciones confirmaron lo mismo. De todas maneras, los mecanismos exactos por los cuales sucede la asociación siguen siendo inciertos.

Se han encontrado varias hipótesis por las que el estrés emocional podría desencadenar un infarto agudo de miocardio, como el aumento de la presión arterial, de la frecuencia cardíaca, del tono vascular y hasta la capacidad de agregación plaquetaria. Todos ellos en estrecha relación a la liberación de neurotransmisores.

El aumento significativo de la frecuencia cardíaca y la presión arterial podrían provocar un incremento de la demanda de oxígeno del miocardio. En ciertas condiciones del paciente, es decir, en aquellos que presentan un mayor riesgo previo, podrá conllevar a un infarto agudo.

Todos estos factores también refieren a determinadas anomalías en el sistema nervioso autónomo. Esta es la parte neuronal que se encarga de acciones involuntarias, como la respiración o los latidos del corazón.

Si la persona posee factores de riesgo establecidos, como la presencia de placas ateroscleróticas en las pequeñas arterias, entonces la descarga del sistema nervioso podría acarrear un accidente de placa. Esta es la situación en la que los ateromas se rompen y obstruyen la circulación, interrumpiendo el flujo de oxígeno a los tejidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s