Olor corporal fuerte: ¿por qué sucede?

En muchos casos, el olor fuerte del cuerpo puede generarse como consecuencia de un exceso de sudoración, aunque existen otros factores que contribuyen. Sigue leyendo para enterarte.

La bromhidrosis es el olor corporal fuerte, una enfermedad común que afecta de manera grave la calidad de vida. Se define como un hedor desagradable. Transmite fuertes señales no verbales y así causa una gran vergüenza social, en especial si el paciente tiene anosmia selectiva, la incapacidad de percibir ese olor.

La transpiración en sí misma no tiene hedor. Solo cuando el sudor entra en contacto con las bacterias en la piel puede surgir el mismo. A menudo, se puede tratar o prevenir mediante cambios en los hábitos de higiene, aunque también existen opciones de abordaje médico. A continuación detallamos más sobre esta afección.

¿Qué es la bromhidrosis o el olor corporal fuerte?

De acuerdo a estudios del International Journal of Cosmetic Science, la bromhidrosis se debe a la biotransformación de secreciones naturales inodoras en moléculas olorosas volátiles y está relacionada con la sudoración excesiva. Es decir, el trastorno aparece con mayor frecuencia en aquellas personas que sudan más.

En la axila, Microbiome concluye que Corynebacterium spp. de la microflora residente es importante en esta biotransformación. La obesidad también puede ser un factor que contribuya a la bromhidrosis. El mecanismo de fondo es el cambio que sufren las moléculas al ser metabolizadas por los microorganismos.

Causas del mal olor corporal

Las glándulas sudoríparas se dividen en glándulas ecrinas, que se encuentran en todo el cuerpo, y glándulas apocrinas que se encuentran en la región de la axila, la mama y la ingle. Estas son las dos grandes variedades de este tejido y todos los seres humanos poseemos ambas.

Las glándulas apocrinas no se activan hasta la pubertad. Es por eso que el olor corporal fuerte no suele ser un problema entre los niños pequeños, sino que aparece también como signo del crecimiento y del desarrollo.

Un mecanismo importante es la interacción de la secreción de las glándulas sudoríparas apocrinas axilares con las bacterias, lo que genera ácidos grasos insaturados que tienen un olor particular. La presencia de este hedor también es importante para el diagnóstico de bromhidrosis.

Si bien el metabolismo bacteriano del sudor apocrino es el que causa el mal olor de manera general, el sudor ecrino también puede volverse ofensivo. Para esta segunda situación, los gatillos suelen ser las ingestas de ciertos alimentos, como el ajo y el alcohol.

¿Cómo combatir el olor corporal fuerte?

Se han probado y han fracasado medidas de tratamiento conservadoras cuando el paciente consulta a su médico de cabecera por olor corporal fuerte. En la actualidad, los medicamentos y la cirugía son los abordajes más utilizados para la bromhidrosis.

Cirugía: simpatectomía

La cirugía es el método más preferible para la bromhidrosis y se usa en casos graves. Sin embargo, las complicaciones posoperatorias y la formación de cicatrices siguen siendo los problemas del tratamiento quirúrgico.

Está reservada para aquellos pacientes refractarios a la terapia médica y en quienes la hiperhidrosis está teniendo un impacto significativo en sus actividades de la vida diaria. Según estudios de Annals of Surgery, la simpatectomía torácica endoscópica es el último recurso para la terapéutica de la hiperhidrosis palmar, axilar y craneofacial. Actúa interrumpiendo las fibras de los ganglios simpáticos.

Toxina botulínica

El principal mecanismo de acción de la toxina botulínica para la bromhidrosis es la inhibición de la liberación de acetilcolina de los nervios simpáticos que inervan las glándulas sudoríparas ecrinas. El tratamiento es muy efectivo en las palmas de las manos y plantas de los pies, aunque el dolor durante las inyecciones puede ser un factor limitante para su uso.

La dosis para inyecciones intradérmicas dependen del área. En la axila, por ejemplo, se utilizan 50 a 100 unidades. La desventaja del tratamiento con toxina botulínica es que desaparece el efecto después de un tiempo, por lo que es posible que se necesiten varias aplicaciones durante un año.

Antitranspirantes con compuestos de aluminio

Si bien la mayoría de los antitranspirantes estándar de los supermercados contienen cloruro de aluminio, los agentes de mayor potencia deben contener clorhidrato de aluminio. Los agentes con estas sustancias inhiben el crecimiento de bacterias malolientes.

Estas sales metálicas también reducen el sudor al bloquear los conductos excretores de las glándulas sudoríparas, minimizando la fuente de agua que favorece el crecimiento bacteriano. La terapia tópica debe aplicarse una vez al día, generalmente por la noche, cuando la piel está seca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s