Cuidados de las drácenas.

Si tiene en su hogar una drácena, tiene que saber que la misma necesite de una serie de cuidados para conseguir dar la máxima belleza a su hogar. Por este motivo, le recomendamos apostar por seguir los siguientes consejos, los cuales harán que pueda tener una planta realmente bonita y decorativa.


¿Las plantas drácenas son de interior o de exterior?

Para comenzar, tiene que tener claro que la planta de la drácena es una planta de la zona tropical de África. Esto quiere decir que si quieres darla una buena vida, lo mejor que puedes hacer es tener a esta planta en interior. Es más, la gran mayoría de personas que compran está planta es para conseguir una buena decoración interior, por lo que si este es tu objetivo, debes saber que vas por buen camino.

Por otra parte, tenemos que decir que la drácena es una planta que no es demasiado complicada de cuidar, de aquí que sea un tipo de planta que tenga mucha presencia dentro de los hogares.  Además, tiene un crecimiento interesante, lo que hace que la misma sea realmente muy interesante, sin olvidarnos que es una planta que no echa nada de mierda.

Por todo ello, podemos decir que esta planta está triunfando en los hogares, ya que no solo es muy fácil de cuidar, sino porque tiene un cultivo sencillo, tiene un gran colorido y sobre todo porque no ensucia. Es por ello, por lo que si estás buscando una planta bonita para interior, seguro que la drácena te interesa.

Principales cuidados de la Drácena (dracaena marginata)

Si quieres tener en tu casa la drácena, tienes que saber que esta planta se adapta a todos los rincones de la casa sin ningún tipo de problema. Esto quiere decir que la misma crecerá sin problemas en los lugares más luminosos como en los lugares menos luminosos. Eso sí, te recomendamos ponerla en un lugar luminoso, con el objetivo de poder disfrutar al máximo de su gama de colores.

En cuanto al riego, hay que tener claro que es una planta que necesita muy pocos riesgos. Esto quiere decir que tendrás que evitar hacer riesgos con bastante agua, ya que, si las raíces tienen mucha humedad, las misma morirán. Esto quiere decir que solo tendrás que regar con un poco de agua cuando veas que la tierra ya está muy seca.

Una vez regada la planta, el siguiente riego no deberá realizarse hasta que la tierra se haya vuelto a secar del todo. La distancia temporal entre riego y riego dependerá si la tienes directamente al sol y sobre todo de la temperatura de tu hogar. Lo que no te recomendamos es tenerla en un lugar demasiado cerca de la calefacción, ya que esto puede provocar que la misma se seque en exceso.

En cuanto a las temperaturas óptimas para el crecimiento de la drácena, hay que decir que la misma agradece estar a una temperatura que ronde los 20 a 26 grados. Por otra parte, como es de esperar, esta planta no aguanta nada el frío, lo que quiere decir que esta planta comenzará a sufrir si la temperatura baja de los 15 grados. Es más, si la misma baja de los 8 grados durante bastante tiempo, esto hará que la planta termine por morir. Esto quiere decir que no es una planta de exterior, sobre todo en invierno, ya que no soporta el frío y mucho menos las heladas.

¿Qué plagas puede sufrir la drácena?

Las plagas más corrientes de esta planta suelen ser las de cochinillas y o arañas rojas. Es por ello, por lo que si ves que tu planta está siendo atacada por este tipo de plagas, lo mejor que puedes hacer es tratar a la planta lo antes posible. Y es que normalmente la planta no suele morir con dichas plagas, pero sí que provocarán que su planta no luzca un buen color. Para combatir este tipo de plagas, hay líquidos especiales, aunque si no te quieres gastar dinero, lo que puedes hacer es pulverizar con agua templada el follaje de la planta. Esto provocará la desaparición de la plaga si no es muy fuerte.

¿Qué significa que el color de las hojas de la dracaena marginata?

Si ves que las hojas de la drácena tienen las puntas secas, esto quiere decir que el ambiente es demasiado seco. Para evitar esto, solo tendrás que pulverizar las hojas con agua y la planta se recuperará.

Si pierde hojas y no crece, esto se debe a que las temperaturas son inferiores a los 15 grados y la planta está sufriendo.

Eso sí, si la planta pierde hojas y las cuales previamente se han puesto amarillas, esto es normal. Y es que las hojas viejas caerán, debido a que la planta sacará nuevas hojas. Por este motivo no tendrás que preocuparte si ves que la planta sigue creciendo.

Finalmente, si ves que las hojas de la drácena se arrugan y rizan hacia abajo y comienzan a salirla puntos amarillos o marrones, esto quiere decir que la planta está sufriendo demasiado calor y no está obteniendo la humedad que necesita. En este caso lo que deberás hacer es regalar y ponerla en un lugar menos caluroso. De aquí que no te recomendemos poner esta planta cerca de los radiadores, ya que los mismo provocan climas muy secos, cosa que a tu planta no le gustará.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s