¿Cómo sabes que no te gusta algo si nunca lo has probado?

¿Cómo sabes que no te gusta algo si nunca lo has probado?
¿Cómo sabes que no puedes alcanzar algo si realmente no has dado todo de ti?
¿Cómo sabes que tu enemigo no está destinado a convertirse en tu mejor amigo si aún no te has acercado a él con un corazón abierto?
Intentar lo que pensamos que nunca intentaríamos puede llevarnos a sentir cosas que nunca pensamos que sentiríamos, lo que amplía nuestros horizontes y crea una vida mucho más enriquecedora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s