Cómo saber si una planta está muerta y cómo recuperar una planta casi muerta?

Cómo saber si una planta está muerta y cómo recuperar una planta casi muerta?

Las plantas no tienen signos vitales como un latido del corazón o inhalar y exhalar, lo que facilitaría saber si realmente está viva o muerta. En cambio, las pistas en las que hay que confiar son mucho más sutiles.

Si tu planta ha perdido todas sus hojas o las hojas se han vuelto marrones, no entres en pánico.

Si sospechas que tu planta está muerta pero no estás seguro, la manera más rápida de saber si está muerta es verificar los tallos. Los tallos de la planta deben ser flexibles y firmes, y tendrán un aspecto verde en el interior si aún están vivos.

Si el tallo es blando o frágil, verifica si las raíces están en las mismas condiciones. Las raíces también deben ser flexibles pero firmes. Si tanto los tallos como las raíces son frágiles o blandas, la planta está muerta y no le quedará otra que comenzar de nuevo.

¿Realmente vale la pena salvar la planta?

El siguiente paso es decidir si realmente desea esforzarse por salvar a la planta. Tene en cuenta que, a pesar de todos tus esfuerzos, nada garantiza que la planta vaya a sobrevivir. Además, la planta se verá completamente patética durante semanas, meses o incluso años.

¿Vale la pena gastar el tiempo para recuperar lo que puede ser una causa perdida, o podría obtener, a un precio razonable, una planta comparable pero saludable en el vivero o la tienda?

Si esta es una planta que tiene un valor sentimental o es difícil de encontrar, entonces ciertamente vale la pena salvarla. De lo contrario, deberías hacer el duelo y comenzar de nuevo.

¿Qué hacer cuando solo las raíces están aún vivas?

Si las raíces aún son buenas, pero los tallos están muertos, no queda otra que esperar a que la planta vuelva a crecer desde las raíces. Corta los tallos un tercio a la vez. Hay que ir explorando,y buscar que, a medida que se acerca a las raíces, las partes del tallo pueden estar vivas. Si encuentras tallo vivo, trata de que quede en la planta lo más posible. Si no encuentras un tallo vivo, pódalo a 5 cm sobre el suelo. (si. Le vas a dejar muy poquito)

Coloca la planta en un lugar donde recibirá aproximadamente la mitad de la cantidad de sol que normalmente se recomienda para esa planta.
Riega solo cuando el suelo esté seco al tacto. Si la planta puede hacerlo, verá nuevos tallos brotar de alrededor del tallo restante en uno o dos meses. Si no lo hace, vuelva a verificar las raíces para ver si la planta ha muerto.

En 3-4 semanas, tal vez menos, con suerte, comenzarás a ver nuevos tallos u hojas que brotarán de las yemas que quedaron onde estaban las hojas viejas. A medida que las hojas y el tallo se desarrollen más completamente, corte cualquier parte de los tallos que no estén produciendo hojas o tallos.

Si no ves hojas o tallos nuevos después de algunas semanas, vuelva a comprobar los tallos de la planta y pode la madera muerta cuando el tallo muera.

Incluso con todo el amor y la atención en el mundo, a veces no es posible salvar una planta dañada. A veces solo tienes que empezar de nuevo e intentar que no ocurra lo que pasó antes.

53110710_274696856760913_8056767668386004992_n

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s