Tú construyes tu vida. 

Tú construyes tu vida.
Todo lo que piensas y sientes son los cimientos de tu destino.
Todo lo que decides hacer y finalmente llevas a cabo concretan tu historia.

Y es muy importante que observes que nadie puede obligarte a sentir o pensar nada a menos que tú lo consientas desde ti mism@ deliberadamente.

El poder de conducir tu vida o dejar que otro la conduzca es una decisión personal. Es una decisión tuya. Absolutamente tuya.

Puedes poner las excusas que tú quieras y utilizar las creencias que elijas para distanciarte de tu poder personal en mayor o menor medida eludiendo así el riesgo que éste poder comporta.

Sin embargo sería bueno para ti asumir lo antes posible que, en definitiva, tu futuro depende de dos aspectos principales: el primero, tu mayor o menor disposición al riesgo de coger las riendas, establecer una meta y dirigirte hacia ella.

Y el segundo: la capacidad de comprender si esa meta es la tuya o en algún momento alguien, o algún aspecto complaciente de ti en lugar de alguien de quien deseabas la aprobación, la ha trazado en tu lugar por ti.

Captura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s