¿Cuales son las claves para cuidar los geranios?

¿Cuales son las claves para cuidar los geranios?

Cultivar geranios no tiene truco, lo único que hay que hacer es conocer lo que estas plantas necesitan y procurar que no les falte nada. Cuanto más mimos les des, más flores te regalarán

Cuánto sol necesitan los geranios

Al igual que las rosas, los geranios adoran el sol. Necesitan recibir la luz solar directa durante 6 horas al día como mínimo. Si quieres cultivar geranios llenos de flores necesitas una ventana, balcón o terraza orientada al sur. En el interior de casa pueden crecer, también en un patio interno, pero si no reciben sol no van a dar flores.

Temperatura ideal para cultivar plantas de geranio

Los geranios son plantas que proceden de regiones cálidas y no toleran el frío. En lugares donde el termómetro baja hasta los 0ºC habrá que protegerlos en invierno. Lo ideal es llevar las macetas a un invernadero o dentro de casa; pero si no tienes opción y debes dejarlos afuera, estarán más protegidos si los dejas junto a un muro y los cubres con un plástico agujereado.

El suelo adecuado para plantar geranios

Si quieres tener unos geranios sanos, vigoroso y llenos de flores, te aconsejo que los plantes en buen sustrato. El geranio necesita un suelo con buena textura, suelto y que drene bien. Te servirá un sustrato universal o una mezcla que tenga gran cantidad de materia orgánica. La materia orgánica le da textura al suelo y los nutrientes que la planta de geranio necesita para nutrirse bien. Un geranio bien alimentado puede florecer mejor que uno que no lo está. Y no necesitará abonos químicos durante un buen tiempo.

Cómo hay que abonar los geranios

Si la tierra para geranios tiene materia orgánico, este componente le proporciona a la planta el alimento que necesita y no es necesario abonar con fertilizantes. Pero los nutrientes se van agotando porque la planta los consume y después de un tiempo comienzan a escasear. Los síntomas se aprecian enseguida: falta de flores, crecimiento lento y hojas apagadas o amarillas. Hay que reponer el alimento y lo ideal es hacerlo con más materia orgánica: estiércol, compost, humus, etc. Pero cuando tenemos los geranios en macetas suele ocurrir que no cabe más sustrato, en ese caso podemos hacer dos cosas: pasar las plantas a macetas mayores incorporando materia orgánica o fertilizar con abonos químicos. En el caso que no quede más remedio que decantarse por la segunda opción, mi recomendación es utilizar un fertilizante ecológico.

Cada cuanto se riegan los geranios

El geranio no necesita riegos frecuentes, no le gusta tener las raíces encharcadas porque ésto provoca la aparición de hongos y se pudren. Salvo situaciones excepcionales, puedes regar tus geranios un par de veces por semana durante la primavera y el verano. En otoño tendrán suficiente con un riego semanal. En invierno les basta con riegos ocasionales.
Los geranios no se pulverizan con agua y tampoco se deben mojar al regar. Las gotas de agua sobre las hojas y las flores pueden provocar quemaduras de solares. Y recuerda, nunca encharques las macetas ni dejes platos para recoger el agua debajo de las macetas. Evita que las raíces del Pelargonium tenga demasiada humedad.

Cómo podar los geranios

Los geranios admiten bien la poda. Puedes recortar ramas en cualquier momento del año para arreglar su forma. Al cortar el extremo de una rama conseguirás que emita brotes laterales y se formen más tallos y más flores.
A finales de invierno o principios de primavera, cuando las plantas no tienen crecimiento vegetativo, puedes podar tus geranios casi a ras de suelo. Esta es una buena manera de rejuvenecer geranios viejos o intentar salvar plantas afectadas por la mariposa del geranio.

Reproducir geranios

Aunque los geranios se pueden reproducir por semillas, la forma más popular y efectiva de hacerlo es a partir de esquejes. Los geranios jóvenes, obtenidos por esquejes y bien cuidados, crecen más rápido y florecen mejor que sus plantas madre, añosas y agotadas.
Los tallos de la poda (si están sanos) son perfectos para hacer nuevas plantas. Te conviene podar de cara a la primavera, cuando ya no haya riesgo de heladas, para que los esquejes enraícen sin problemas de temperaturas. Otoño también es una buena época para hacer ésto, pero yo prefiero reproducir esquejes de geranio en primavera.
Los esquejes deben ser tallos de unos diez centímetros de longitud a los que quitarás con delicadeza todas las hojas salvo las dos del extremo superior, aunque sean pequeñas. Si usas buena tierra no necesitas más, introduce el extremo inferior en el sustrato y cuida que haya humedad suficiente durante unos días. Al cabo de una o dos semanas notarás que comienzan a brotar hojitas nuevas, eso es señal de que ya tienes una nueva planta de geranio.
Hay quien recomienda dejar secar el corte del esqueje durante una noche antes de plantarlo. También quien recomienda utilizar hormonas de enraizamiento. Puede que ambas cosas favorezcan la emisión de raíces, no lo pongo en duda, pero yo tengo un gran porcentaje de éxitos sin hacer nada más que utilizar tierra nueva, sana y rica en materia orgánica.
Mirar a través de una ventana y ver los geranios rebosantes de flores es una delicia. Espero que estos consejos te sean útiles y sirvan para que disfrutes de unos geranios impresionantes en casa. Hay muchas especies diferentes, con formas y colores variados, con aromas deliciosos y follaje muy interesante. En Wikipedia encontrarás muchas imágenes de estas plantas con sus nombres correspondientes para que puedas identificar el geranio de tus sueños.
Captura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s