Remedios para el insomnio.

El insomnio es el trastorno del sueño más frecuente. Todos lo hemos sufrido en algún momento de nuestra vida y, según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, afecta más a mujeres que a hombres.

¿Por qué no puedo dormir?

Existen bastantes factores que favorecen el insomnioEl estrés y la ansiedad son los más frecuentes. Pero también ciertos hábitos en nuestro estilo de vida pueden estar influyendo. Te sugerimos algunas pautas que mejoran la calidad del sueño.

Haz  ejercicio

Realizar actividades físicas te ayudará a reducir el estrés y a liberar tensiones. Además, estarás más cansada cuando llegue la noche.

Establece una rutina

Así acostumbrarás a tu cuerpo a saber que ha llegado la hora de descansar y será más fácil conseguir el sueño.

Sí a la siesta

Un pequeño descanso después de comer mejorará la calidad de tu sueño durante la noche. Eso sí, que no sea de más de media hora.

El dormitorio para dormir

Y el resto de actividades, como comer o ver la tele, mejor hacerlas fuera de la habitación.

Leer: ¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando no duermes las ocho horas que deberías?

Un poco de frío

Las temperaturas elevadas pueden producir un descanso intermitente. Una pequeña ventilación durante el día y la temperatura óptima durante la noche son claves para un buen descanso.

Medita

Si aprendes técnicas de meditación y relajación evitarás que tu cuerpo esté alerta cuando no debe.

Mejor evitar

Después de las 18 horas elimina el consumo del café y de todo tipo de bebidas excitantes o con cafeína.

No te olvides de cenar

ir a la cama con hambre dificulta el sueño y puede hacer que nos despertemos con molestias estomacales. Huye de las cenas copiosas, pero procura no quedarte con hambre.

Si a pesar de todo no consigues conciliar el sueño, toma nota de los siguientes remedios caseros que pueden asegurarte un placentero descanso:

Infusiones

De manzanilla, valeriana, tila o flores de naranjo. La manzanilla ayuda a la relajación muscular; la valeriana y la tila tienen propiedades sedantes; y las flores de naranjo tienen un poderoso efecto ansiolítico y relajante.

Escucha música

Escuchar 30 minutos de música relajante antes de ir a la cama es un remedio tan simple como efectivo. Elige la que más tranquilidad te produzca. Puede ser música clásica o sonidos de la naturaleza, como aves, las olas del mar o el discurrir de un arroyo.

Lavanda

Si te gusta la aromaterapia, te encantará la lavanda. Su aroma ayuda a combatir el estrés y a relajar el sistema nervioso. Utiliza su aceite esencial para aromatizar tu dormitorio o tómala en infusión para conciliar el sueño.

Té de lechuga

El agua resultante de la cocción de lechuga tiene un efecto tranquilizante y sedante, gracias a una sustancia llamada lactucina que nos ayudará a dormir.

Una taza de leche

Prueba con un poco de leche templada o caliente antes de ir a la cama. Contiene lactucarium, una hormona que está relacionada con el sueño profundo.

4e6eb205b937958214000023_0_42-1571666219,97

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s