Hay una virtud que acompaña a la gente feliz y esa es la paciencia.

Hay una virtud que acompaña a la gente feliz y esa es la paciencia, pues de arrebatos nacen siempre los arrepentimientos, las disculpas y casi todos los errores.

Tanto el dolor, como la alegría nos causan estados alterados y queremos ahorcar a todo el mundo o que olviden sus penas y vengan con nosotros a festejar. Entonces la paciencia siempre aclara las cosas, a nadie se le define por sus estados de éxtasis y si por como es realmente en sus momentos de paz.

Quien ama la verdad, procura la paciencia, porque luego de un rato, muchas ofensas ya no lo son, muchos halagos tampoco, entendemos las distancias o regresamos en un mejor momento. Los grandes amores y las mejores amistades, están hechas de paciencia, de darnos y que nos den la oportunidad, de respirar profundo antes de hablar, de escuchar antes de juzgar, de saber callar antes de ofender, de dejar que las aguas se calmen, que tomen su nivel.

Cuantos disgustos nos hubiéramos evitado, si en vez de escupir nuestros impulsos, nos hubiéramos puesto con ellos a tejer una manta suave donde puedan descansar, sin salir rebotados a lastimar ! algo digno de mostrar, hecho de paciencia y fuerza de voluntad.

mujer-sobre-un-columpio-1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s