Ángeles.

ÁNGELES

Ellos están siempre a tu alrededor. Han sido creados desde el principio del Universo para cuidarte, inspirarte, guiarte y amarte pues eres hijo perfecto del Padre Celestial, de la Luz, del Origen de Todo.

Ellos están tan cerca de ti como el aroma de una flor. Sólo tienes que llamarlos para que, amorosamente, estén a tu lado.

Fueron creados para cumplir básicamente dos propósitos: ALABAR A DIOS y AYUDARNOS.

Debido a la LEY DEL LIBRE ALBEDRÍO, ellos no pueden interferir en tus decisiones ni en tu vida excepto si estás en peligro de muerte y todavía no es tu tiempo. Pero, si tú explícitamente les dices: “AYÚDENME”, entonces les concedes el permiso para intervenir de tal manera que todo lo que les pidas te ayudan a obtenerlo siempre y cuando sea para bien de tu espíritu.

Tu ángel de la guarda te dice en este día: “Hoy vengo a ti para recordarte que siempre estoy a tu lado. No dudes que soy yo, tu ángel guardián. Fui creado para ayudarte, acompañarte, guiarte e inspirarte. Comparte conmigo cada instante, cada asunto, cada cosa que suceda en tu vida. Aquí estoy, nunca me voy, siempre que me llamas me hago presente. Llámame con frecuencia. ¡Todo el día sería magnífico! Aquí estaré, junto a ti… siempre. Me percibirás en un susurro, en una idea, en un sueño, en una imagen o algo que te signifique una respuesta mía. No dudes. Soy yo. En un momento de silencio y serenidad, cierra tus ojos, pon tu mano derecha sobre tu hombro izquierdo… percibe mi presencia, ¿sientes ese calorcito que te rodea? Soy yo… platica conmigo, dime qué te mortifica, qué necesitas, lo que quieras compartirme. También platícame tus logros y tus alegrías. Comparte todo conmigo.”

Los ángeles son mensajeros de Dios, de Luz, del origen de Todo. Son seres llenos de poder y de inteligencia que auxilian a los seres humanos y están a sus órdenes. Son seres de luz que nos rodean y que están a nuestro servicio ayudándonos para cumplir con nuestro propósito en esta Vida en la Tierra. Su misión es alcanzarnos los favores y peticiones y proteger a los necesitados de ayuda.

Dios nos asigna un ángel guardián desde el momento en que somos concebidos. Siempre nos acompaña y nunca se separa de nosotros. Haz un recuento de todo lo que puedes dejar de hacer que te está dañando y todo lo bueno que puedes iniciar y pide a esos maravillosos seres de luz que te han sido asignados que se acerquen a ti y traigan a ti la luz, la paz y el amor. Ellos te irán guiando para que logres tu propósito.

angeles-peru-catolico-960x600

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s