Cómo plantar una piña en maceta paso a paso.

La piña es una planta que crece en las zonas semi-tropicales., por lo que en invierno hay que tener cuidado con exponerla a bajas temperaturas o no aguantará.

A diferencia de otras plantas frutales, la piña puede sobrevivir fácilmente en una maceta independiente y se mantendrá sin crecer muy grande.

Existen varias formas de plantar la piña en maceta, pero os explicamos, a nuestro parecer, la más sencilla.

La maceta que vamos a utilizar no tiene que ser muy grande, pero si alta, ya que algunas raíces serán bastante largas.

Pasos para cultivar la piña en maceta:

La corona de la piña se debe quitar ya sea cortándola o girando. Toda la carne también deben ser recortadas de su base de manera que no se pudra después de la siembra.  Esta es la parte que solemos tirar a la hora de consumirla

Una vez tenemos la corona, la sumergimos la parte del tronco en agua hasta que veamos que comienza a echar raíces, cambiar el agua cada día, una vez que tenemos las raíces, la pasamos a una maceta.

La maceta se prepara con una mezcla dos partes de tierra fértil con una parte de arena blanca. Añade algunas piedras pequeñas a la mezcla con el fin de fomentar un buen drenaje ya que a esta planta no le va bien el exceso de agua.

Después, hay que regarla una vez y colocarla junto a una ventana para que le de la luz exterior. Además, hay que tener en cuenta que no soporta bien las bajas temperaturas.

Un pequeño truco para solucionar el frío en invierno: «Se le puede hacer un pequeño invernadero para mantener una temperatura cálida de una manera sencilla, colocando un pequeño plástico alrededor.»

Una vez pasadas dos o tres semanas, las hojas del centro comenzarán a crecer; señal de que la planta a comenzado a tener raíces.

La temperatura nunca debe bajar de 15º

La mata de la piña irá creciendo poco a poco llegando a lograr una mata muy grande, y después saliendo un tallo del centro. De este tallo, aparecerá la nueva piña.

De 15 o 24 meses podremos cosechar ya sus deliciosos frutos, mientras es una planta decorativa muy bonita y buena para purificar el aire de la casa.

La planta también tendrá hijuelos, que brotan en los laterales y se pueden trasplantar.

La piña ha de cosecharse cuando esté en su punto,  cuando el color de la base de la piña cambie de verde a amarillo. La planta muere después dar el fruto, quedando los hijos que van saliendo sucesivamente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s