Cuidados deParagüitas, Planta paraguas, Cipero, Planta sombrilla, Quitasol.

Cyperus alternifolius

– Nombre científico o latino: Cyperus alternifolius

– Nombre común o vulgar: Paragüitas, Planta paraguas, Cipero, Planta sombrilla, Quitasol

– Familia: Cyperaceae (Ciperáceas).

– Origen: Madagascar.

– Planta herbácea perenne, cespitosa, con los tallos de sección triangular, generalmente de poco más de medio metro de altura, pero a veces lo rebasan ampliamente.

– En el extremo llevan una umbela de hojas de forma oblongo-lanceolada y de consistencia cartilaginosa.

– Flores de escaso interés, de color blanquecino y reunidas en panículo.

– Propia de márgenes de ríos y cursos de agua, utilizada con frecuencia en jardinería para acompañar estanques, y que se usa también en decoración interior.

– En los estanques son magníficos asociados con Nenúfar y Pontederia.

– Luz: al aire libre prefiere sol o semisombra; si se la cultiva en interior debe mantenerse el ejemplar en posición muy iluminada, pero no al sol.

– Temperaturas: preferentemente en zonas cálidas, donde las temperaturas invernales no sean demasiado extremas y durante el día, en la estación fría no baje de 8°C.

– En invierno, si no se ha protegido convenientemente de las inclemencias del tiempo, la planta amarilleará y se marchitará. Evite esta situación pasándola al interior si es posible.

– Riego: al aire libre se la mantiene arraigada en el fondo de estanques y pequeños lagos. En interior, riego frecuente o inmersiones de las macetas en recipientes que contengan agua.

– Su cultivo de interior no presenta problemas siempre que se atienda la elevada necesidad hídrica que requieren, resultando, gracias a su enorme transpiración, ideales para humidificar el ambiente de cualquier estancia.

– Abonar 1 vez al mes durante el período de crecimiento (primavera-verano) con un fertilizante líquido equilibrado 1:1:1 y con una dosis que sea la mitad de lo indicado en la etiqueta.

– Plagas y enfermedades: no tiene.

– Poda: necesitará una poda severa si ha tenido un ataque de frío. No dude en dejarla sin hojas. Para lograr un aspecto compacto, pódela a finales de invierno cada 2 años.

– Estas plantas crecen mucho, por lo que en poco tiempo necesitan un tiesto más grande.

– Multiplicación: mediante división de las macollas; si se lleva a cabo por esqueje se corta la parte superior de un tallo de forma que se deje la umbela con cinco centímetros de tallo.

– Por esquejes: se cogen esquejes de 10 a 12 cm. Se colocan directamente en el agua hasta que rebrote. Replante entonces en tierra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s