Nada, ni nadie, pueden apagar tu sol interior.

Por más que soplen fuertes vientos que te quieran apagar, por más tormentas que haya en tu vida, recuerda que has nacido con luz propia. Tú eres un sol, no una vela. A menos que tú lo permitas, nada, ni nadie, pueden apagar el sol que ya eres. Nada, ni nadie, pueden apagar tu sol interior.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s