La felicidad no te la da nada exterior.

La realidad es que tal vez si tuvieras todo eso que crees necesitar para ser feliz, probablemente te sentirías muy bien por algún tiempo, y pronto notarías que hay otras cosas que faltan. Y así, la carrera nunca termina. Siempre hay algo más que se quiere o se necesita. Y nada de esto es real. Por eso se dice que si no eres feliz con lo que tienes, no serás feliz con lo que crees que te hace falta. Porque la felicidad no te la da nada exterior. Todo lo que viene de fuera puede traer felicidad o gozo momentáneo, pero ser feliz es una decisión que se toma. Depende del estado de tu mente, de tu capacidad de no sólo aceptarte, sino de amarte tal como eres, con todo. Con lo que te gusta y te desagrada. De aceptar (que de ninguna forma es conformarse) con lo que cada día trae a tu vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s