La mayoría de las personas están dormidas, pero no lo saben.

¡DESPIERTA DE UNA VEZ! La mayoría de las personas están dormidas, pero no lo saben. Nacen dormidas, viven dormidas, se casan dormidas, tienen hijos dormidas, mueren dormidas sin despertarse nunca. Nunca comprenden el encanto y la belleza de esto que llamamos la existencia humana. Todos los místicos —católicos, cristianos, no cristianos, cualquiera que sea su teología, independientemente de su religión— afirman una cosa unánimemente: todo está bien. Aunque todo está hecho un desastre, todo está bien. Esto es, sin duda, una extraña paradoja, pero lo trágico es que la mayoría de las personas nunca llegan a darse cuenta de que todo está bien, porque están dormidas. Tienen una pesadilla. El año pasado oí en la televisión española una historia sobre un caballero que llama a la puerta de la alcoba de su hijo, y dice: —Jaime, ¡despierta! Jaime responde; —No quiero levantarme, papá. El padre grita: —Levántate, tienes que ir a la escuela. —No quiero ir a la escuela. —¿Por qué no? —Por tres motivos: El primero, porque es aburridor; el segundo, porque los niños se burlan de mí; y el tercero, porque odio la escuela. —Bien, voy a darte tres razones por las cuales debes ir a la escuela —replica el padre—: la primera, porque es tu deber; la segunda, porque tienes cuarenta y cinco años; y la tercera, porque eres el director. ¡Despierte usted, despierte! Ya está crecido. Está demasiado grande para estar dormido. ¡Despierte! Deje de jugar con sus juguetes.

Anthony de Mello

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s