Mascarilla de leche y miel para quitarte años de encima.

Combinar leche y miel es una idea perfecta para consentir tu piel. Elimina arrugas y humecta profundamente.

Sabías que al combinar leche y miel obtienes la mezcla perfecta creando una efectiva mascarilla para eliminar arrugas? Hacerla es muy fácil y el motivo principal de estos tips de belleza es que comiences a cuidar tu piel de una manera más natural. Además con esto, te ahorrarás mucho dinero; son todo ventajas.

Es importante recalcar que el cuidado de la piel es una práctica constante. No basta con aplicar mascarillas una vez por mes. Si lo que quieres es mantener la hidratación para evitar que las arrugas se asomen antes de tiempo, entonces lo más recomendable es que uses esta mascarilla de leche y miel dos veces a la semana.

¿Por qué leche y miel? Estos dos ingredientes son potentes al momento de penetrar la piel y aportan nutrientes que la dermis necesita para la producción natural de colágeno. La leche contiene además calcio y favorece la regeneración celular. La miel es hidratante, su mayor beneficio es que encapsula sus nutrientes líquidos sobre la piel.

Mascarilla de Leche y miel

La leche es uno de los ingredientes con mayor cantidad de vitaminas que la piel necesita para su correcta humectación, ayudándola también a recuperar su tono natural. Por esta razón, la leche es frecuentemente usada en mascarillas para aclarar la piel y eliminar arrugas. Además, también es útil para recetas caseras exfoliantes.

La leche y la miel funcionan como un protector que evita que factores como la contaminación o la suciedad penetren en las capas más profundas de la piel. ¿El resultado? Piel blanca, lozana y más jugosa sin necesidad de recurrir a tratamientos costosos. Te decimos cómo preparar esta fabulosa mascarilla.

Lo único que necesitas para preparar esta mascarilla son cinco cucharadas de leche y dos cucharadas de miel. Puedes agegar más leche o miel, calculando las cantidades para crear una mezcla cremosa que pueda permanecer en tu piel. Lo ideal es que apliques la pasta poco a poco en tu rostro limpio y seco. [Lava previamente tu cara con agua y jabón neutro]  Deja reposar la mascarilla en la piel por 20 minutos y enjuaga con agua tibia.

~Cuando la leche y la miel se combinan, crean un resultado verdaderamente favorecedor para la piel haciéndola lucir con más vida. Ideal para pieles sensibles, grasas y secas; si bien la miel es humectante, la leche le dará un efecto mate y sano a la piel. Atrévete a probarla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s