Cómo elegir los guantes de jardinería más acertados.

Seguro que te ha ocurrido en más de una ocasión que has ido a tu tienda de jardinería y te has dado cuenta de que existe una gran cantidad de guantes. Modelos muy diferentes los unos de los otros y no sabes cuál elegir entre todos ellos. En esta guía de compra queremos que sepas cómo elegir los guantes de jardinería más acertados con el fin de que tengas aquellos que más te van a ayudar.

¿Qué guantes de jardinería comprar?

Dentro de la amplia gama que tienes para elegir, uno de los más utilizados por los profesionales son los guantes de cuero o que cuenta con tejidos de cuero sintético. Estos se notan nada más al tacto ya que son muy resistentes y su textura te será muy familiar. La utilidad que le vas a poder dar a estos guantes es enorme, sobre todo si tienes que trabajar podando plantas con espinas, arbustos o incluso rosas, ya que contarás con una capa muy gruesa con la que proteger tus manos del contacto de dichas espinas. Son muy usadas también para trabajar con herramientas de labranza, ya que conseguirán darte una sensación de agarre increíble. Dentro de los modelos que puedes encontrar en las tiendas, están aquellos que por dentro están forrados de un tejido de algodón o que vienen con el cuero tal cual. Los inconvenientes que vas a encontrar con los guantes de cuero es que tienen un peso mucho mayor, siendo por lo general más gruesos y firmes por lo que en ocasiones para tareas que requieren mucha precisión pueden fallar. Otro punto negativo es que en verano sentirás la necesidad de quitarte los guantes de trabajo porque suelen ser poco transpirables

Guantes de jardinería de plástico

Otro de los modelos que puedes elegir en guantes para trabajar con tu jardín son los que cuentan con una parte plástica, sobre todo en la palma de la mano, mientras que el resto del tejido es de tela o en algunos casos, como te explicaremos a continuación, de rejilla. Con estos productos lo que se busca es un trabajo más preciso, como por ejemplo la posibilidad de manipular esquejes de plantas o incluso labrar la tierra con las manos. En el caso del uso de herramientas no te lo recomendamos ya que con muy poco uso terminarán destrozados los guantes, por lo que úsalos solo en aquellos momentos en los que quieras un uso manual sin utensilios. De igual manera, al contar con una parte plástica y otra no, no se recomienda que se use en riegos ni tampoco en trabajos que conlleven agua, puesto que no llegan a impermeabilizar tanto como nos gustaría. Son muy agradables de llevar en épocas de mucho calor, y presentan más protección que, por ejemplo, los guantes de látex comunes, ya que son más duros y resistentes.

Por otro lado, tienes los guantes de plástico completos, que son resistentes, pero que pueden dejarte la mano muy sudada si los utilizas durante mucho tiempo. Lo bueno que tienen es que no te mancharás las manos pudiéndolas meter en agua sin problema.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s