Cuidados de los jazmines.

El jazmín es una hermosa planta con una fragancia embriagadora que nos evoca buenos sentimientos con solo pensar en ella. Si quieres cultivar bellos jardines en tu jardín o en tu terraza, a continuación te ofrecemos unos cuidados básicos para jazmines.

El jazmín es una planta muy aromática que forma parte de la composición de muchos perfumes. Junto con las rosas, su aceite es de los más utilizados en el mundo de la perfumería y la estética.

El jazmín también es una planta trepadora de rápido crecimiento con hermosas flores blancas y rosadas. Originarios de China, los jazmines están presentes en Europa desde finales del siglo XIX.

Cuidados y mantenimiento de los jazmines

Existen muchas variedades de jazmín, por lo que algunas son adecuadas para el cultivo en maceta y en el interior, mientras que otras crecen mucho mejor si se encuentran al aire libre. De todas maneras, por regla general los jazmines deben estar en el interior en invierno a menos que en tu zona disfrutéis de un clima suave en esta temporada.

Los jazmines necesitan luz viva para florecer, recibiendo un poco de sol directo cada día. Estas plantas también podrían crecer en una zona sombreada, pero su floración será menos densa.

El mantenimiento del jazmín es sencillo. Rebájalo ligeramente cada año, justo después de la floración, para que éste mantenga un porte bien denso. De no hacerlo podemos ver como la base de la planta de vacía.

Igualmente debes pellizcar a los brotes jóvenes hasta julio. Poda las ramas viejas, dejando solo 2 o 3 nuevas ramificaciones creciendo.

Los jazmines son plantas muy resistentes. Éstas prefieren temperaturas relativamente frías, con alrededor de 16 grados en todo momento. Aunque justo tras la floración, en su periodo de descanso, una temperatura aún más baja que ronde los 10 grados beneficiará su futuro crecimiento.

Hablando de riegos, en verano el jazmín necesita de riego abundante para estimular su vigorosa vegetación. En invierno no obstante casi no necesita agua, por lo que el riego será moderado solo dejando que se seque la tierra entre riegos.

Si quieres enriquecer la floración del jazmín, enriquécelo con fertilizante líquido ordinario cada dos semanas a partir de principios de primavera hasta mediados de septiembre. Enriquece siempre el mantillo mojado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s