ACTIVANDO EL FLUIR DE NUESTRA ENERGÍA DE ABUNDANCIA.

ACTIVANDO EL FLUIR DE NUESTRA ENERGÍA DE ABUNDANCIA. Ahora es necesario observarnos y evaluar si estamos dando y recibiendo en equilibrio, o si por el contrario nuestra energía de abundancia no está fluyendo de forma correcta. Ser conscientes de todo lo que entregamos desde el amor, nos hace ser conscientes de lo que por amor, merecemos recibir, y en adelante es nuestra responsabilidad asegurarnos de conservar el equilibrio necesario. Encontrar el equilibrio de forma consciente, y dar en abundancia desde el amor, abriendo nuestro corazón a recibir en armonía con el flujo del Universo nos conectará con la abundancia que nos merecemos. En nuestras relaciones interpersonales se manifiesta de forma constante el dar y recibir. Si al obsequiar o regalar algo sentimos que lo estamos perdiendo, entonces no hemos dado nada en realidad, ya que no hay energía positiva detrás de nuestra acción de dar. Cuando damos nuestra intención es lo más importante, ya que al despertar sentimientos de felicidad y alegría en quien recibe, y nosotros experimentamos felicidad y alegría al dar, desde ese sentimiento de felicidad y alegría estamos sustentando nuestra vida generando abundancia. Recibimos de acuerdo a lo que damos cuando lo hacemos desde el corazón y de forma incondicional, con alegría, desde el amor y con la mejor de las intenciones, entonces la energía del Universo fluye hacia nosotros con total libertad, llenando con amor, alegría y abundancia todo nuestro entorno. En toda interacción está explicita la energía que se manifiesta al dar y recibir, por lo que expresar nuestros sentimientos, agradecer, bendecir, abrazar, obsequiar una sonrisa y en todas las formas imaginables que tenemos los seres humanos para relacionarnos desde lo positivo y amoroso, es una forma maravillosa de accionar la energía del Universo a nuestro favor. Nuestra interacción de dar y recibir no se limita a nuestras relaciones interpersonales, sino que ésta se manifiesta en nuestra relación con todo lo creado, ya que nuestros sentimientos de felicidad, alegría y bienestar nos hacen ver la vida y nuestro entorno de forma diferente, más amable, más amorosa, más brillante. Cuando transmitimos sentimientos amorosos de felicidad y alegría, no sólo mejoramos nuestro día, sino que tenemos la capacidad de iluminar todo aquello con lo que entramos en contacto. Una vez que nos conectamos con nuestros sentimientos amorosos de felicidad y alegría, los irradiamos hacia el Universo contribuyendo con la felicidad, alegría y bienestar de todo lo creado. Desde ese compartir también contribuimos a mejorar nuestra salud y a sanar nuestro entorno, ya que el Universo al recibir de nosotros con amor, no tiene otra opción más que devolvernos la misma energía que le hemos transmitido, obsequiándonos con más motivos para alimentar nuestra felicidad y alegría.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s