Cómo cuidar azaleas.

Las azaleas son conocidas como “la realeza del jardín”, ¿y sabes por qué? Estas plantas dan flores que inspiran a poetas a escribir y a pintores a pintar con gran gozo. Por sus colores brillantes y jubilosos, desde rosado a melocotón y a lavanda aterciopelada, estas plantas producen flores asombrosas. Ve al paso 1 para aprender cómo hacer que tu jardín parezca de la realeza.

1Averigua si las azaleas van con tu clima. Generalmente se encuentran en áreas de plantación de zona 6. Esto significa que necesitan del clima cálido con temperaturas que no bajen de -18 a -23 ºC (0 a -10 ºF). Si vives en un clima más frío, considera plantar otro tipo de plantas. Sin embargo, existen algunas azaleas que son resistentes a climas más fríos. [1]:

  • Las variedades caducifolias como la azalea roseshell (Rhododendron prinophyllum) pueden sobrevivir en la zona 4. Esto significa que sobreviven en climas en donde las temperaturas bajan hasta -34 ºC (-30 ºF).

2Planta tus azaleas en el final de la primavera o al inicio del otoño. Estos son los mejores momentos para plantar azaleas, ya que la mayoría florecerá en la siguiente primavera. Sin embargo, existen algunas variedades, como la “gota de limón de Weston” y la “enredadera en llamas” que florecen en junio o julio. [2]

  • La “dulce septiembre”, que tiene una flor rosada, es una que florece en septiembre, como lo sugiere el nombre.

3Planta tu arbusto en el suelo correcto. Las azaleas crecen bien en suelos enriquecidos orgánicamente, ácidos y con buen drenaje. Tu suelo debe tener un pH de entre 5,5 a 6,0. Es importante que la tierra tenga buen drenaje, ya que estas plantas no crecen bien en suelo empapado. Evita también la arcilla pesada cuando las plantes, ya que esta puede ahogar las raíces.[3]

  • Si vives en un lugar que no tenga suelo ácido, como un área con suelo alcalino como en Texas, puedes construir unos canteros de flores que estén compuestos con una mezcla de turba de musgo de esfagno gruesa y corteza de árbol fina.

4Elige un lugar con un poco de sombra. En general, las azaleas crecen bien en un lugar que esté parcialmente cubierto por una leve sombra y que permita el paso de luz. Busca un lugar bajo los árboles. Sin embargo, algunas especies de azaleas florecen mejor bajo la luz. Cuando compres tu azalea, pregunta por la especie específica o haz una investigación por internet.

  • Los lados del este y del norte de una casa son los mejores lugares para las azaleas, ya que no están provistos de luz solar directa.

5Deja que la raíz esté un poco visible cuando la plantes en el suelo. Haz una pequeña hendidura en el suelo y colócala allí. Cubre la raíz con tierra a manera que la parte alta de ella aún sea visible. Riégala inmediatamente después de haberla plantado.

6Agrega mantillo al suelo alrededor de tu azalea. Las azaleas tienen las raíces relativamente huecas, así que tienden a secarse si no tienen mantillo encima. Para mantener el suelo húmedo y ácido, agrega un mantillo con agujas de pino, hoja de roble, cicuta vieja, roble o aserrín de pino. Este mantillo proveerá a la planta de los nutrientes que necesita para que no tengas que agregar mucho o ningún fertilizante.[5]

  • Que tu mantillo alrededor de la planta sea de 2,5 cm (1 pulgada) de alto. Si plantaste más de una azalea, el mantillo debe ser de 5 a 7,6 cm (2 a 3 pulgadas) de altura entre las plantas.

1Riega tus azaleas de forma regular hasta que se establezcan. Este tipo de plantas absorben agua a través de sus hojas, así que es importante mojar su follaje, así como el área alrededor de sus raíces. Sin embargo, es bueno regarlas en la mañana, ya que así les das la oportunidad a las hojas de absorber el agua y de mantenerse secas, si se mantienen húmedas, se corre el riesgo que les crezca moho.

2Riega tus azaleas en época seca. Una vez se establezcan, prácticamente se cuidan por si solas. Sin embargo, en época seca es importante regarlas. Se marchitarán cuando se sequen un poco, así que vigílalas y te darás cuenta de cuándo necesitan ser regadas. [7]

  • Para regar, usa aspersores, ya que es una excelente manera de regar este tipo de plantas, solamente recuerda programar tu aspersor para que riegue en las mañanas.

3Agrega mantillo y fertilizante cuando se marchite. En el final de la primavera, cuando las flores empiecen a marchitarse, debes darle una inyección de nutrientes. Agrega mantillo nuevo al área. Usa un fertilizante ácido de liberación prolongada (el cual puede esparcirse con una manguera y aspersor) para darle a tu planta una inyección de nutrientes y ayudar a que sobreviva durante el verano. Los fertilizantes adecuados son: el alimento comercial para azaleas o para semillas de algodón. [8]

  • Recuerda no fertilizar tu planta antes de que florezca, el fertilizante ayudará a que crezcan las hojas, pero no la flor.
  • Asegúrate de mantener el mantillo a unos cuantos metros lejos del contenedor de azaleas.

Poda tus azaleas. Si tienes azaleas caducifolias, debes podar tu planta cuando no tenga hojas y esté inactiva. Las azaleas de hoja perenne crecen en formas más desordenadas, así que dale dirección a una rama que esté desviada para que tu planta tenga simetría. Nunca la podes después del 1ro de julio, ya que esto disminuirá considerablemente el florecimiento de la siguiente primavera.

  • Ten en cuenta que, si puedes evitar la poda, entonces esa será una mejor opción. No las podes a menos que sea necesario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s