Planta pata de elefante o nolina: cuidados

 

Planta pata de elefante: cuidados básicos

Ahora que ya conoces sus características, pasamos a explicar cómo cuidar una planta pata de elefante o nolina. Se trata de una planta de crecimiento muy lento, pero que pese a ello resulta muy fácil de cuidar, como es el caso de muchas suculentas. Si eres un novato en esto de cuidar plantas, la mayoría de suculentas tienden a ser plantas que tienen unos puntos débiles muy identificables y que soportan bastante bien los despistes en su cuidado. Veamos cuáles son los principales cuidados de la Beaucarnea recurvata:

Luz

El clima natural de esta planta es el desierto, así que no es difícil imaginar que se trata de una especie que agradece recibir mucha luz. Puede tolerar ubicaciones en que no reciba luz directa, por lo que se usa como planta de interior, pero la salud de tu planta será mucho mejor si la ubicas junto a alguna ventana muy luminosa.

Riego

El exceso de riego es uno de los grandes puntos débiles de la mayoría de suculentas. Estas plantas no están preparadas para recibir grandes aportes de agua, por lo que exponerlas a humedades muy altas hará que sus raíces y tallo se pudran y la planta enferme o muera. Para asegurarte de que no la riegas en exceso, asegúrate de que tiene un buen drenaje y espera a que la capa superior de su sustrato se haya secado antes de volver a regarla.

Temperatura

El otro peligro importante para la pata de elefante es el frío, que es otro de los motivos por los que habitualmente la planta se cultiva en interior. Debido a su naturaleza desértica, la Beaucarnea recurvata no soporta temperaturas por debajo de los 10 ºC.

Abonado

Puesto que es una planta de crecimiento lento, requiere de muy poco abono. Con un abonado al mes en los meses cálidos, será suficiente para ella. Además, es recomendable usar siempre uno que sea orgánico o natural. Aquí te explicamos Cómo hacer abono orgánico casero para plantas.

Poda

La poda de la planta pata de elefante no es una poda como tal, sino que simplemente consiste en retirar las hojas que se van estropeando y secando de forma natural. La planta no requiere de podas de otro tipo, pero si se hiciera necesario por algún motivo, como una enfermedad o por espacio, es importante asegurarse de esterilizar bien las herramientas.

P9270451 - copia

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s