Donde hay fe hay amor.

Un sacerdote había ido a visitar un convento francés en el que se atendían las necesidades de numerosos niños. Sumamente desconsolada, una religiosa le dijo:

—No tenemos nada con lo que dar de comer a los niños. Tendrán que regresar a sus casas con el estómago vacío. No nos queda más que una moneda de cinco francos.

—Démela –dijo el sacerdote.

La religiosa se la entregó y él la tiró por la ventana.

—Ahora, confiad plenamente en Dios –le ordenó aquel.

Pasados unos minutos, llegaron unos amigos con numerosos donativos, tanto en especies como en dinero.

arbol-de-mdf-donde-hay-fe-hay-amor-paz-30cm-art1977-D_NQ_NP_803773-MLM26945851981_032018-F

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s