¿Conoces la dieta del grupo sanguíneo?

¿Conoces la dieta del grupo sanguíneo?

 

Aunque no existen pruebas científicas que lo avalen, su creador afirma que los alimentos reaccionan químicamente con nuestro tipo de sangre

 

¿Has notado que algunas personas pueden comer una variedad de alimentos sin problemas, mientras que otras sufren de gases, distensión abdominal e indigestión? Según el naturópata Peter J. D’Adamo, la razón es que las personas digieren los alimentos de forma diferente, en función de su grupo sanguíneo. Conoce a continuación la dieta del grupo sanguíneo al que perteneces.

¿Qué es es la dieta del grupo sanguíneo?

La dieta del grupo sanguíneo se basa en la elección de alimentos de acuerdo con el tipo de sangre de la persona que los consume: A, B, AB, y O. D’Adamo afirma que los alimentos que consumes reaccionan químicamente con tu tipo de sangre.

Según el naturópata, si sigues una dieta diseñada para tu tipo de sangre, tu cuerpo va a digerir los alimentos de manera más eficiente. Vas a perder peso, tener más energía y ayudar a prevenir un gran número de enfermedades. Es importante recordar que esta dieta no tiene validez científica.

Advertencia: No inicies ninguna dieta, ni hagas cambios en tu régimen alimenticio o en las prácticas físicas habituales, sin antes consultar con el médico.

Alimentación y ejercicio según la dieta del grupo sanguíneo

Dieta del grupo sanguíneo O

 

Es el tipo de sangre más antiguo y básico. El sistema digestivo de las personas con este tipo de sangre es el más robusto y, por ello, de todos los grupos son los que más eficazmente pueden digerir carne. No pueden digerir correctamente los productos que contienen gluten y son intolerantes a las adaptaciones dietéticas y ambientales. Responden mejor al estrés con una actividad física intensa y se sienten bien luego de realizar entrenamientos vigorosos.

Reglas generales

  • Evita los estimulantes y sustancias fisiológicamente estresantes como cafeína, píldoras dietéticas, alcohol, cigarrillo, etc.
  • Elimina todos aquellos alimentos procesados o comida basura, edulcorantes artificiales, grasas trans y cualquier comida con ingredientes químicos.
  • Busca alimentos frescos, sin procesar, eligiendo en lo posible los alimentos orgánicos.
  • Come muchas algas (hijiki, wakame, arame, dulse,nori, kombu) ya que son la forma ideal de tener suplementos de yodo. Además, estos están llenos de otros beneficios nutricionales.
  • Come más proteínas. Consume carnes magras, aves de corral y pescado. Evita carbohidratos procesados (pan y pasta), azúcar refinado, productos lácteos, cereales (primordialmente maíz y trigo) para perder peso y tener un metabolismo eficiente.
  • Si tienes alergias, evita alérgenos comunes como trigo y productos lácteos.
  • Come seis comidas pequeñas en el día en lugar de tres.

Ejercicio

  • Haz ejercicio intenso.
  • Ejercítate a primera hora de la mañana para que el resto del día seas más pacífico y eficiente en la resolución de problemas.
  • Combina el entrenamiento con pesas y los ejercicios cardiovasculares.
  • Lleva a cabo de 30 a 45 minutos de ejercicio aeróbico, por lo menos cuatro veces por semana.
  • Reduce el volumen de entrenamiento después de cuatro a seis semanas, para evitar el sobre-entrenamiento.
  • La falta de ejercicio puede causar depresión o cambios de humor.

Foto-Linea-Directa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s