Las arrugas de la persona que fuma

Las arrugas de la persona que fuma

El cigarrillo contiene sustancias tóxicas que comprometen la salud de la piel. En general, las personas que fuman tienden a sufrir envejecimiento prematuro, manchas y otras imperfecciones.

 

Las arrugas de la persona que fuma son diferentes a las de alguien que no tiene este mal hábito. La piel, inevitablemente, sufre los efectos nocivos del tabaquismo, tanto de forma directa como indirecta. ¿Qué quiere decir esto?

Los efectos directos son aquellos que se producen por el contacto del humo con la piel; entre tanto, los indirectos son los que aparecen como consecuencia de las sustancias tóxicas que viajan a través del torrente sanguíneo tras inhalar el tabaco.

Al margen de ser un hábito muy dañino para la salud, fumar provoca cambios en las uñas, los dientes, el cabello y, sobre todo, en la piel. En concreto, es un factor que acelera el proceso de envejecimiento, pues aumenta la exposición a los radicales libres.

salud-5_1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s