A veces nos pasamos la vida esperando respuestas que nunca llegan.

A veces nos pasamos la vida esperando respuestas que nunca llegan, manteniéndonos expectantes a una palabra, un gesto… como si fuéramos mendigos de amor. A veces nos olvidamos todo lo que valemos como seres humanos, como personas maravillosas que somos. De mi abuela aprendí que quien no te responde, ya te contestó. Porque no tiene la valentía de hablar y simplemente se traga sus palabras. Es cuando el universo nos está dando una oportunidad de empezar de nuevo, es cuando debemos abrir la valija y colocar nuestros sentimientos mas preciados, de un lado el amor propio, del otro lado la valentía e irnos, pegando un portazo, dirigiéndonos hacia la aventura de nuestras vidas. No estamos para pasarnos la vida entera esperando, algo, que posiblemente, nunca va a llegar.

images

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s