LOS MEJORES MÉTODOS Y TRUCOS PARA TENER UN JARDÍN BONITO

LOS MEJORES MÉTODOS Y TRUCOS PARA TENER UN JARDÍN BONITO

los mejores métodos y trucos para tener un jardín bonito.

 

 

En nuestro post de consejos para conseguir tener el jardín más bonito y saludable de todos queremos dividirnos entre las mejores ideas para conseguir tener, por partes, el mejor jardín de todos.

De este modo vamos a ofrecerte los mejores trucos, métodos y consejos con los que tendrás el jardín más saludable, y que son además clave para mantener el jardín durante mucho tiempo. Además, os vamos a ofrecer consejos dedicados a cómo cuidar las flores, así como aquellos que te van a servir para cuidar los árboles frutales, saber cómo podemos controlar las plagas o sencillamente, ideas para que tu jardín sea el más bonito a partir de elementos que no solo permitan disponer o tener flores y plantas, sino que sean también decorativos.

 

ELIGE EL CÉSPED ADECUADO

La primera elección que deberemos tener en cuenta es la elección de nuestro césped. Esto dependerá, entre otros factores, si le da mucho o no la sombra. En zonas con sol, la variedad más recomendable es la bermuda por su alto grado de resistencia. Por el contrario, la variedad dichondra se adapta bien a climas húmedos y el gramillón a la semi-sombra.

CONOCE CADA CENTÍMETRO DE TIERRA

Junto a la elección correcta del césped, un buen jardinero debe conocer el potencial de su jardín, es decir, debe conocer muy bien cada centímetro de tierra y pasto, qué áreas son más soleadas, así como aquellas que reciben más sombra y viento. Además, debe probar el suelo para determinar sus niveles de pH. Solo entonces puede elegir las mejores especies para su jardín particular y plantarlas en los lugares apropiados.

RIEGA CON FRECUENCIA

¡Pero sin pasarse! Es normal tener dudas a la hora de regar nuestro jardín, ya que muchas veces no sabemos si lo estamos haciendo con suficiente frecuencia o no. Lo primero que deberemos tener en cuenta son las características del terreno y del clima. Claro que dependerá también del tipo de césped y las plantas que hemos elegido. Lo ideal es mantener el terreno húmedo, por lo que es recomendable regar alrededor de 2 veces por semana durante 15 minutos.

 

Recuerda que se debe regar por la noche evitando así la temprana evaporación del agua y el cambio brusco de temperatura que puede afectar a las plantas.

FERTILIZA CUANDO SEA NECESARIO

Fertilizar fortalece la hierba contribuyendo a que el césped esté más espeso. Normalmente se empieza a fertilizar una vez finalizado el invierno, y es importante evitar utilizar dosis fuertes.

Por otro lado, podemos mencionar un “truco”. ¿Sabías que la leche puede ser un potente fungicida cuando se aplica, en forma de aerosol , a las hojas de plantas y flores? Puedes aplicar leche pura o diluirla con agua, como prefieras; has de saber que funciona y que es mucho más ecológico que cualquier producto del tipo comprado en tiendas y lleno de productos químicos que, aunque son buenos para una cosa, terminan siempre por dañar a otros.

EL PODER DEL ACOLCHADO

El acolchado es una de las técnicas de jardinería más populares e implica la aplicación de una capa protectora de material orgánico en el suelo con el fin de preservar la humedad de la tierra, impedir el crecimiento de malas hierbas y para asegurar la vitalidad de los nutrientes del suelo. Los compuestos orgánicos más utilizados incluyen astillas de madera, hojas, hierba cortada, paja e incluso papel de prensa triturado.

CORTA LA HIERBA DE FORMA ADECUADA

Uno de los errores más comunes es cortar el césped con demasiada frecuencia. Mantenerlo muy corto lo debilitará y lo hará más propenso a contraer enfermedades.

CALIDAD PARA LAS FLORES EN LUGAR DE CANTIDAD

La belleza de las plantas y las flores puede llevarnos a comprar para nuestro jardín, más de lo que necesitamos en términos de plantación. Es importante saber cuánto espacio tienes disponible para poder comprar de acuerdo con estos metros cuadrados y no arriesgarse a comprar en exceso y luego, peor aún, plantar en exceso. Muchas plantas juntas no son sinónimo de un jardín saludable y tampoco bonito ya que es posible que se vea como todo lleno de colores sin sentido y además, con distintas alturas de flor.

 

ELIGE LAS MEJORES FLORES PARA TU JARDÍN

Cuando compres plantas y flores para tu jardín, será bueno tener en cuenta que las especies bajas y anchas son más estables y resistentes que sus contrapartes más altas y delgadas. Si compras plantas en macetas u otros recipientes, siempre mira la parte inferior para asegurarte de que las raíces no estén demasiado retorcidas y / o compactas, que no contengan insectos ni ninguna enfermedad. Además, debe resistirte a la compra de flores que ya han florecido, porque tienen menos resistencia a la siembra que las que aún no han florecido.

TEN EN CUENTA EL PRESUPUESTO

Aunque no lo parezca, el presupuesto del que dispongamos o que hayamos pensado invertir puede marcar la diferencia a la hora de conseguir tener un bonito jardín. Piensa que además de todo el trabajo que implica un jardín, tampoco es exactamente barato de mantener. Entre la compra de semillas, flores, plantas, fertilizantes, pesticidas, herbicidas, utensilios y el agua necesaria para el riego, los costos se acumulan. Incluso si tienes un presupuesto limitado, hay varias maneras de ahorrar sin dañar la belleza de tu jardín: compra fuera de temporada y online (donde además de encontrar especies de todo el mundo, te vas a poder beneficiar de buenos descuentos ), intercambie injertos / esquejes con vecinos y amigos, aprende a ahorrar agua para riego, como poner cubos para atrapar la lluvia, por ejemplo.

COMBINA BIEN LAS FLORES Y PLANTAS

Ya hemos dicho que no es buena idea la de mezclar flores sin sentido, pero también podemos encontrar docenas de combinaciones entre plantas y flores que dan como resultado un jardín más desarrollado, saludable y hermoso. Por ejemplo, las caléndulas son excelentes para proteger los tomates de las plagas y la menta defiende la col de la polilla. Otras “parejas de jardín” son excelentes para confundir y repeler insectos, mejorar la calidad del suelo, proteger las plantas del viento y mejorar los sabores de frutas y verduras. Descubre el equipo ganador para tu jardín.

CUIDA BIEN LAS HERRAMIENTAS PARA EL JARDÍN

El hecho de que el material de jardinería que usas esté reservado exclusivamente para el contacto continuo con la tierra, no significa que no se deban lavar. ¡Por el contrario! No lavar los utensilios de jardín puede facilitar la transmisión de enfermedades , plagas o insectos entre las plantas. Solo necesitas lavar las herramientas en un balde de agua y un poco de jabón para evitar estas situaciones, así como para garantizar su resistencia y evitar la formación de óxido.

CONSEJOS PARA CUIDAR DE LAS FLORES

 

Son muchas las flores que aportarán un colorido especial a nuestro jardín. Desde los hermosos rosales hasta el perfumado jazmín, pasando por las margaritas, los gladiolos y los tulipanes.

A continuación presentaremos dos consejos para que las flores crezcan sanas y fuertes:

APRENDE A PLANTAR

En primer lugar, es necesario conocer el tipo de tierra ideal para cada clase. Una vez que sabemos el tipo de tierra, debemos mezclarla con abono orgánico: compost, abono verde, extracto de algas o mantillo. Cuando la tierra esté lista, puedes proceder a cavar un pequeño agujero donde introducir las semillas sin aprisionarlas demasiado.

Asegúrate de que no haya ningún factor externo como malas hierbas que puedan impedir su desarrollo, mantén la tierra húmeda y ¡espera a que empiece a crecer!

APRENDE A PODAR

Una poda mal realizada puede llegar a causar la muerte de una planta, de allí la importancia de hacerlo correctamente si queremos mejorar la floración y el desarrollo de nuestro jardín.

En el caso de las flores de hoja caduca, hay que cortarlas un par de centímetros por encima de las yemas (que serán los futuros brotes). Por otra parte, las flores de hoja perenne se deben cortar conforme se van marchitando sus hojas.

Recuerda que las flores marchitas deben eliminarse, no sólo por motivos estéticos, sino también porque al podarlas estaremos estimulando el nacimiento de nuevas flores.

UTILIZA MACETAS CUANDO SEA NECESARIO

Por falta de espacio o porque simplemente aprecias su practicidad, la jardinería en macetas es una gran tendencia . Sin embargo, no debes usar la tierra en su jardín para llenar estas mismas macetas porque se volverá demasiado compacta y dura para las macetas, lo que puede provocar la muerte de las plantas. Existe un suelo específico para macetas que, curiosamente, no contiene mucho suelo, sino mezclas de perlita o vermiculita que, aunque necesitan mucha agua, aseguran una buena circulación de aire y drenaje del suelo.

dt.common.streams.StreamServer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s