La contemplación es un estado del alma.

La contemplación es un estado del alma. La contemplación es el estado espiritual que aparece en el ser humano cuando practica el silencio mental y el silencio de su vida interior. El silencio mental se consigue con el desapego de la sensación placentera y ególatra del pensamiento materialista. Se puede trabajar para que aparezca mediante la meditación del silencio. El desapego por lo material surgirá como resultado de la Renuncia en la práctica de la vida. La contemplación es, que sin pensar… ES. No dejar de pensar, porque necesitamos el pensamiento para SER. En la contemplación somos instruidos por el Espíritu de manera especial, en silencio, aún sin ver ni oír nada. Es trabajar interiormente con los Sentidos Internos de LUZ y AMOR, son las gracias especiales que el espíritu nos da, pero no son a través de las sensaciones sensoriales, son a través de los Sentimientos Universales de sabiduría.

El conocimiento que se adquiere por los Sentidos Internos, se puede entender y explicar en base a la profunda fusión de la persona-humana, con sus facultades espirituales, las cuales se encuentran unidas con el principio vital que es su: Alma. Aunque es cierto que la inteligencia y la voluntad se distinguen realmente, sin embargo en su actuar concreto, hay una mutua dependencia e interacción entre ella y su espíritu o sea, su Yo Superior. No necesitamos la oración, ni los templos ni tampoco pronunciar la palabra Dios, ni vivir en la contemplación perezosa e inútil. La contemplación no es dejar, abandonar, quietud, misticismo o éxtasis. Tampoco es no hacer nada y mantener nuestra visión contemplando la creación elevada y regocijarnos por ello. No es así, contemplar significa la constante y correlativa energía de nuestros pensamientos elevados, los cuales rigen nuestros actos, acciones y pensamientos de nuestra vida y del día a día.

Significa también que estas energías-pensamientos siempre deben estar volcadas a lo infinito de la LUZ y del AMOR cósmico. La contemplación es aquietar nuestras emociones negativas y enfermas, transmutarlas en positivas y ordenar nuestra vida y nuestra existencia. Es equilibrar nuestro interior y entender que en medio de lo que somos y nos tocó vivir, lo hagamos lo mejor que podamos, con amor y entendimiento. Contemplar es observación, saber que estamos de paso en esta realidad densa y fantasiosa. Es mirar todo y estar viendo, es escuchar y estar oyendo y es sentir en lo más profundo de nuestro ser: la compasión; cualidad que debemos entender para conocer el AMOR. Debemos aprender a definir que SOMOS y que al serlo, no tengamos ninguna duda de saber, que somos piezas de un gran rompecabezas y que formamos parte de un engranaje infinito y eterno llamado: EL UNO… Un abrazo de LUZ y AMOR hermano del camino

561361_510143439042645_1286296020_n

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s