Las personas que no hablan más que de pobreza y de limitaciones, acaban padeciéndolas.

¡CUIDADO! CADA PALABRA QUE PRONUNCIAMOS ES UN DECRETO…

Tarde o temprano, recogeréis el fruto de vuestras palabras y de vuestros pensamientos. «Las palabras son entidades, fuerzas que se mueven en espiral y que, llegado el momento, vuelven para influenciar la existencia de aquellos que las han pronunciado.» Las personas que no hablan más que de pobreza y de limitaciones, acaban padeciéndolas.

72085428_2744726318893694_6802566402533228544_n

Florence Scovel Shinn

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s