GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS. (Repita la frase varias veces al día)

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS. (Repita la frase varias veces al día) Porque quien todo agradece, comprende todo. Agradezca a Dios por su salud, sea buena o mala, por sus hijos, por su familia. Agradezca. Si algo le preocupa, hable con Dios, cuéntele de su afán. Y agradezca. No lo haga como una víctima, sino con la certeza que Dios siempre tiene el control de todo. Lección del día: Cuando usted siempre agradece, su alma se calma, se llena de alegría. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento,  GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS!

hqdefault

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s