De verdad, ninguna relación ha “terminado” jamás, ni por muerte, divorcio o distanciamiento.

De verdad, ninguna relación ha “terminado” jamás, ni por muerte, divorcio o distanciamiento. En realidad, no hay dos personas que hayan “roto” alguna vez. Eso es sólo una historia que nos contamos. Sólo “rompemos” con las imágenes caducas de cada uno, con nuestras propias ideas acerca de lo que debimos o pudimos haber sido, con las esperanzas y planes del pasado y el futuro, con nuestras falsas interpretaciones e ilusiones, con los sueños de un futuro que, de cualquier forma, nunca iban a darse. Rompemos con un relato que ya no nos es útil, eso es todo.

Las relaciones, como la vida, en realidad nunca terminan; simplemente evolucionan, cambian de forma y apariencia. El amor no conoce ninguna ubicación en tiempo y espacio, y jamás puede terminar, porque es la fuerza que une. Lo que somos, no puede ser dividido ni terminado. El corazón no entiende la muerte ni la separación. Somos Uno.

Jeff Foster

71909999_2744944082205251_8748759428884332544_n

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s