No quiero una mujer que sea mía, quiero una mujer que sea de ella misma y aún así decida compartir un pedacito de su vida conmigo.

“No quiero una mujer que sea mía, quiero una mujer que sea de ella misma y aún así decida compartir un pedacito de su vida conmigo.
Que haga conmigo todas las locuras que sus ex amores no la dejaron hacer, todo aquello que le prohibieron o le dijeron que estaba mal, como usar vestidos cortos, escribir cartas de amor, pláticas bajo las estrellas con el café y los besos bien calientes, que hablemos de libros, del amor y sus teorías, de poesía erótica, brincar de bajo lluvia, cantar a gritos por la calle, hacerse un tatuaje o muchos tatuajes, ir a un bailar juntos hasta la madrugada, ver demasiadas películas en la recámara aunque nunca terminemos de verlas por tanto manosearnos. No quiero que sea mía, quiero que sea tan suya para que nadie la pueda romper.
No quiero una mujer que sea mía, quiero una mujer que sea de ella misma y aún así me vea como el compañero de sus locuras y del resto de sus días.

71469287_2744728658893460_6535131665323261952_n

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s