¿El sentido de la vida te encuentra o el hombre encuentra el sentido de la vida?

“…– ¿El sentido de la vida te encuentra o el hombre encuentra el sentido de la vida?

– Le he dado muchas vueltas a eso: si hay libre albedrío o si no lo hay. Si tenemos un papel activo y/o pasivo; un papel de ser sujetos que conquistamos algo con nuestra laboriosidad y esfuerzo, o como le pasa a una flor que no hace mucho esfuerzo en abrirse, mientras la de al lado no se abre nunca… Es la eterna cuestión de si somos pasajeros o conductores en el tren de la vida. ¿Cuál es la posibilidad de cambiar nuestra vida, incluidos nuestros pensamientos mas íntimos y fugaces, que parece que son nuestros y si no forman parte de todo el movimiento estelar y de partículas universales?.

Esta duda sucede en nuestra mente y nuestra mente es dual, por lo tanto las dos realidades coexisten, son ciertas y no deberían ser excluyentes. En la medida y el cómo, en este momento es un misterio. Cómo sucede, por qué sucede, en qué momentos pintamos algo y en qué momentos no, no lo sabemos.
Lo cierto es que para la mente son dos realidades, es un pensamiento paradójico que aparentemente es incompatible, pero hay una realidad en la que eso no es incompatible. Esa realidad no es mental, esta más allá de la mente.

Todo pensamiento de anhelo de crecimiento es un pensamiento que esta sucediendo en este instante y que me va a llevar a determinadas acciones de desarrollo, de inversión en mi mismo, de cultivarme, y de tratar de no bajar la guardia, entendiendo que la vida es un camino de crecimiento constante y que cuanto más me desarrolle mejor voy a vivir en todos los sentidos: gestionaré mejor mis perdidas, manejaré mejor mis emociones, tendré mejores relaciones familiares e interpersonales, tendré más éxito en mis relaciones profesionales, más salud física… Por lo tanto, se trata de crecer integralmente, física, espiritual, emocional y mentalmente.

En algún momento comprendemos que igual pintamos algo y podemos hacer algo por nuestra resiliencia, por nuestras heridas; después miramos un poco el universo y vemos que todo está engranado, que todo está unido; que nada es casual, que el batir de las alas de una mariposa en Kenia, afecta al clima en Toronto; que todo está en todo y es causa de todo. Y entonces se queda pequeño el discurso de un pequeño yo que mueve el mundo.

Las dos realidades coexisten, son integrales en una visión paradójica, transpersonal y trascendente en el que nuestra mente lo único que puede hacer es debatir y repartir: un 30% o un 60% es una cosa u otra. Yo creo que esto no se resuelve con la mente pensante. Tiene que llegar a otro departamento, otra dimensión de la existencia en donde la respuesta es el silencio y la pregunta también es el silencio…”

– Fragmento de entrevista con José María Doria, Espacio Humano

Mujer-con-los-brazos-abiertos-al-amanecer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s