“Un hombre pobre preguntó al Buda: “¿Por qué soy tan pobre?”

“Un hombre pobre preguntó al Buda:
“¿Por qué soy tan pobre?”
El Buda dijo: “No aprendiste a dar.”
Así que el pobre hombre dijo:
“Pero, si yo no tengo nada que dar”
El Buda dijo: “Tienes un par de cosas: la cara, que puede dar una sonrisa; la boca, que puede enaltecer o consolar a otros; el corazón, que puede abrirse a los demás; los ojos, que pueden mirar al otro con los ojos de la compasión; el cuerpo, que puede ser utilizado para ayudar a los demás”.

Aplicar abundancia a todos los niveles de consciencia.
Físico, emocional afectivo, mental y espiritual.

dar-corazon-ayudar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s