YO SOY LA RESURRECCIÓN Y LA VIDA

YO SOY LA RESURRECCIÓN Y LA VIDA

Mediante el constante uso de la afirmación
“YO SOY la Resurrección y la Vida”, de forma reflexiva, consciente, con el pensamiento y la mente unidos, podemos comenzar a ajustar, armonizar, sanar, perfeccionar todo en nuestra vivencia diaria, y llevarla al “Perfecto Orden Divino”.
Podemos utilizar los numerosos momentos libres que tenemos durante el día -en los viajes de ida y vuelta al trabajo o a las tiendas, cuando esperamos por alguien al teléfono-, y hacer uso de esa afirmación, en diversas formas, haciendo de esto un hábito constante, de acuerdo con lo que queramos manifestar.

Por ejemplo, podemos decir:
“YO SOY la Resurrección y la Vida de la Armonía ahora manifestada”, cuando deseemos tener concordia familiar o con el grupo espiritual.

Después de realizar la afirmación
“Yo Soy la Resurrección y la Vida” para corregir o perfeccionar cualquier situación, debemos mantenernos en “expectativa gozosa”, esperando, pendientes de que esa armonía se manifieste.

LA RESURRECCIÓN Y LA VIDA EN EL CUERPO

Cada vez que tengas una apariencia de dolor en alguna parte del cuerpo, puedes decir:
“YO SOY la Resurrección y la Vida de la perfecta salud y actividad de cada célula y órgano de mi cuerpo, aquí y ahora”.

Si diciéndolo una vez no lo consigues, recuerda que Pavarotti no cantó la ópera “Tosca” la primera vez que abrió la boca; tuvo que ensayar muchas veces hasta que lo consiguió y se convirtió en el tenor más famoso del mundo.

El secreto del funcionamiento de la afirmación
“YO SOY la Resurrección y la Vida” es hacerla, meditarla, apropiársela e impresionar constante y decididamente a la conciencia externa, hasta conseguir que el inconsciente y los sentimientos asuman que esa afirmación es una VERDAD, e insistir en ello hasta que el ser externo realmente lo acepte, lo crea; entonces, la manifestación tendrá lugar al instante, de forma visible y tangible, ante tus propios ojos.

Hacer esta afirmación e impresionar la mente y los sentimientos de esta manera es un hábito que nunca se debe interrumpir.

El uso del decreto “YO SOY la Resurrección y la Vida” pone en acción dinámica esa Llama de la Resurrección en cualquier parte donde se la utilice constructivamente.

Así que, usa la afirmación “YO SOY la Resurrección y la Vida” si deseas más salud, armonía corporal, suministro, dinero o cualquier cosa buena; recuerda que no todo lo que necesitamos es dinero, y se puede decretar también espiritualidad, paz y armonía interior.

EN LAS FINANZAS

Si sientes que tus finanzas pueden tambalear, escasear en alguna forma; si está expandido por el país el concepto de crisis financiera o de otra índole, recuerda afirmar:

“YO SOY la Resurrección y la vida de mis finanzas, ahora manifestada”.

Repite este decreto varias veces al día -tantas como te sea posible- durante meses, de manera sistemática, así como haces tus tres comidas diarias o te alimentas cada vez que te da hambre; verás lo que la “Llama de la Resurrección y la Vida” es capaz de hacer por ti. Incluso, es posible que observes sus resultados en corto tiempo, dependiendo de la intensidad de sentimiento y pensamiento que le pongas.

Captura

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s