Nuestra mente vive constantemente insatisfecha de sus logros, de lo que es y de las vivencias diarias.

Nuestra mente vive constantemente insatisfecha de sus logros, de lo que es y de las vivencias diarias. Con frecuencia desea encontrar más cosas que le den una sensación de importancia, de éxito externo, de plenitud aparente.
Y así, nos montamos en el caballo del ego para cabalgar el sendero del conocimiento universal, del conocimiento físico, del espiritual, etc. siempre en busca de saber más y siempre en busca de personas que deseen escuchar nuestro vasto conocimiento.

Nos engañamos a nosotros mismos diciendo que buscamos el crecimiento de la humanidad, su evolución, y al mismo tiempo, la nuestra. Y entonces, cuando comenzamos a buscar,
ya no podemos parar. La razón es porque seguimos deseando encontrar afuera lo que está dentro de nosotros.

Nos preguntamos una y otra vez las razones de nuestra vida actual, presentamos justificaciones a nuestras emociones, nos quejamos en demasía, la mente vive frecuentemente
separada del cuerpo, estamos en un lugar físicamente pero ausentes mentalmente. Esa es la verdadera razón de nuestra infelicidad, vivimos lejos del instante presente cuando
el presente es el único momento que tenemos para disfrutar y encontrar esa felicidad que rehuimos.

Si tu relación terminó ¿Para qué te es útil saber las razones? El que sepas porqué jamás te va a devolver la relación ni a la persona. En cambio si te instalas en el momento presente y tomas responsabilidad de tus miedos impregnados en esa relación, los haces conscientes, los aceptas y los abrazas, entonces sí que es útil la pregunta. Pero si sólo le das vueltas al ¿Porqué? incluyendo toques de sufrimiento, de nada sirve vivir en ese pasado.

Abandona la búsqueda de los “porqués”, los “cómos”, los “cuándos, los “si hubiera…”, y enfócate en el aquí y el ahora para saber que eres un ser completo sin necesidad de reconocimimentos, diplomas, grandes puestos profesionales, o gran sabiduría adquirida en libros o cursos. La verdadera sabiduría está en tu interior, siempre y cuando estés dispuesto a escucharte.

44813385_2409087242464644_4986610515607289856_n

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s