El bien y el mal coexisten. Nadie puede separarlos.

El bien y el mal coexisten. Nadie puede separarlos. Cuando cultivas más bondad, lo malo en ti se hará absolutamente insignificante. No hay necesidad de usar fuerza alguna para expulsar todo lo malo. Cuando olvides lo malo, la bondad se desarrollará en ti plenamente. No pienses que el Año Nuevo te dará nuevos resultados. Cualquier bien o mal que experimentes es resultado de tus pensamientos, palabras y acciones. Cuando cualquier pensamiento malo ingrese en tu mente, abandónalo de inmediato. Si te conduces de esta manera te harás un verdadero devoto de Dios, y alcanzarás la liberación. Este es el mensaje que quisiera darles en este día sagrado.

Sin título

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s