Diviértete un poco

Diviértete un poco
Diviértete un poco. Aflojar un poco. ¡Disfruta la vida!
No tenemos que ser tan sombríos y serios. No tenemos que ser tan reflexivos, tan críticos, tan ligados dentro de nosotros mismos y los rígidos parámetros que otros, y con frecuencia nosotros mismos, hemos colocado a nuestro alrededor. Esto es vida, no un servicio funerario. Diviértete con el. Entra en ello. Participar. Experimentar. Tomar un riesgo. Sé espontáneo. No siempre estés tan preocupado por hacer las cosas bien, haciendo lo correcto. No siempre te preocupes por lo que otros piensen o digan. Lo que piensan y dicen son sus problemas, no los nuestros. No tengas miedo de cometer un error. No seas tan temeroso y apropiado. No te inhibas tanto. Dios no tenía la intención de que fuéramos tan inhibidos, tan restringidos, tan controlados. Estos parámetros represivos son lo que otras personas nos han impuesto, lo que hemos permitido que se nos haga. Fuimos creados completamente humanos. Nos dieron emociones, deseos, esperanzas, sueños, sentimientos. ¡Hay un niño vivo, emocionado y amante de la diversión en algún lado !Déjalo salir! ¡Déjalo revivir! Que se divierta, no solo durante dos horas el sábado por la noche. ¡Tráelo con nosotros, deja que nos ayude a disfrutar este regalo de estar vivo, ser completamente humano y ser lo que somos! Tantas reglas. Tanta vergüenza con la que hemos vivido Simplemente no es necesario. Nos han lavado el cerebro. Ahora es el momento de liberarnos, dejarnos ir y entrar en una vida plenamente humana. No te preocupes Aprenderemos nuestras lecciones cuando sea necesario. Hemos aprendido disciplina. No iremos mal. Lo que sucederá es que comenzaremos a disfrutar la vida. Comenzaremos a disfrutar y experimentar todo nuestro ser. Podemos confiar en nosotros mismos. Tenemos fronteras ahora Tenemos nuestro programa para una fundación. Podemos permitirnos experimentar y experimentar. Estamos en contacto con nosotros mismos y nuestro Poder Superior. Estamos siendo guiados, pero un objeto congelado e inanimado no puede ser guiado. Ni siquiera se puede mover.
Diviértete un poco. Aflojar un poco. Rompe algunas reglas. No seremos castigados por Dios. No tenemos que permitir que la gente nos castigue. Y podemos dejar de castigarnos a nosotros mismos. Mientras estemos aquí y viva, comencemos a vivir.
“Hoy, me permitiré divertirme con la vida. Me relajaré un poco, sabiendo que no me romperé. Dios, ayúdame a dejar de lado mi necesidad de ser tan inhibido, apropiado y reprimido. Ayúdame a inyectarme una gran dosis de vida dejándome estar completamente vivo y ser humano.”
Melody Beattie de su Libro El Lenguaje del Adiós-Serie de Meditaciones.
NO-HEMOS-APRENDIDO-A-VIVIR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s