¿Que entiendes tu por caridad? (reflexión)

¿QUÉ ENTIENDES TU POR CARIDAD?
(reflexión)

“Caridad…” Palabra utilizada por muchos para encubrir conciencias no demasiado conformes consigo mismas…

Los seres humanos tenemos tendencia a creer que la caridad consiste en dar a los más desfavorecidos las migajas de lo que nos sobra. Pero yo jamas he entendido ese concepto en cuanto ayuda a los mas pobres se refiere. Pobre no es aquel que menos tiene, pobre es en realidad el que se cree superior a los demás.

Para mi, caridad con el prójimo sería, enseñarle un oficio que le ayudara a obtener un trabajo digno; ayudarles mediante la enseñanza, como realizar un pozo para llevar agua a sus aldeas. Mostrarles la manera de sostenerse por si mismos en vez de “regalarles” aquello que nos sobra.

Decimos que un país es solidario y caritativo basándonos en las ayudas que envía a otros países que por motivo de catástrofes, ya sea naturales o socio-políticas, conviven en niveles de estricta pobreza y necesidad. Sin embargo, ninguno de esos países “caritativos”, una vez enviada la ayuda, se preocupa de saber a que manos va y si les llega en verdad a los necesitados.

Lavamos nuestras conciencias y ya esta.

Desde hace años y por poner un ejemplo cercano porque casi todos hemos escuchado alguna vez algún caso, como decía, desde hace años se acostumbra a traer niños de Africa o el Sahara a la vieja Europa con el animo de que durante los meses de verano convivan con familias autóctonas y disfruten de las comodidades, lujos y placeres del “primer mundo” para llegando septiembre devolverlos otra vez a su mundo real, privándoles nuevamente de las delicias dadas.

Los arrancamos del infierno para subirlos al cielo y poco después volverlos a dejar caer en el infierno sin más oportunidades en la vida que las de intentar sobrevivir a su suerte. Les damos durante un mes o dos casas en las que no necesitan mas que abrir un grifo para obtener agua, frente a los kilómetros y kilómetros que diariamente tienen que recorrer en sus aldeas para conseguir un poco de agua sucia con la que saciar su sed. Les atiborramos con comidas que no han necesitado mendigar o luchar por obtener para condenarlos de nuevo a hambrunas terribles. Les colmamos de atenciones y caricias que de repente se ven interrumpidas porque han de regresar a sus oscuras existencias, donde algo tan elemental como el cariño de una familia es a veces un sueño nada más.

¿Y eso es lo que entendemos por caridad?

Yo creo que la caridad no debería limitarse a compartir un poco de lo que tenemos, sino que debería ser un compartir lo que tenemos sin limitaciones. Enseñar y predicar con el ejemplo. Formar profesionales y enseñarles como salir por ellos mismos.

La hija de una amiga se marcho a Tanzania para realizar la tesis de su carrera construyendo un sistema de riego que llevara el agua a varias aldeas. El proyecto en sÌ era altruista y estaba bien pensado. Llegaron y con mil dificultades y la ayuda de los nativos, crearon esos canales de riego y el día que en las aldeas llegó por primera vez un hilo de agua, todo fue alegría y gozo. Terminaron así el proyecto y su tesis y regresaron a casa, pero olvidaron lo fundamental para que tal proyecto diese resultados y fuese viable… Olvidaron enseñar a los nativos como mantener tal dispositivo.

En este caso, la caridad, el altruismo, el sacrificio y el trabajo… no sirvieron de nada.

Ejemplos de esa “caridad” mal entendida hay muchísimos. Dentro y fuera de nuestros países, puesto que en el contexto de “caridad” olvidamos también ese sabio refrán que dice: “La caridad bien entendida comienza por uno mismo”. Si no somos capaces de ser caritativos con nuestros sentimientos, nuestros cuerpos, nuestras necesidades… ¿Cómo seremos capaces de dar autentica caridad a nuestro prójimo?

Amemonos pues para aprender a amar a los demás y darles así mismo la oportunidad de que nos amen.

Ofrezcamos ayuda de manera consciente y comprometida para enseñar a los demás maneras dignas de ser quien son en verdad… Seres humanos en cuyos interiores duermen las mismas cualidades que nosotros ignoramos muchas veces en nuestros propios corazones.

TODOS SOMOS REFLEJOS, SOMOS CHISPITAS DE LA LUZ DIVINA DEL PADRE.

No lavemos nuestras conciencias regalando las migajas que nos sobran, ayudemos entre todos a construir un Mundo Nuevo, mejor y más justo para todos, donde nadie sea más que nadie, pues todos somos UNO con el Padre.

residencia-de-ancianos-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s