¿Sabes recibir?

¿SABES RECIBIR?

Además de saber DAR, hay que saber RECIBIR.
Hay personas que quieren y, sin embargo, les cuesta dejarse querer… están más pendientes de los demás que de ellas mismas… escuchan a todos y no se permiten ser oídos… prestan ayuda, pero les cuesta pedirla si la necesitan.
Uno de los principales problemas que tienen, es el sentimiento de “no merecimiento”. 
Para poder recibir de otros el primer paso es APRENDER A RECIBIR DE UNO MISMO, porque cuando haces todo por los demás (porque tú “no necesitas nada”) pierdes el contacto contigo y te pones en el último lugar de la lista.
RECUERDA que también ERES MERECEDOR de las cosas buenas de la vida, de los halagos, de los logros obtenidos porque eres valioso, un ser humano frágil y vulnerable.
Como cualquier persona necesitas un abrazo, un día libre, cinco minutos más de sueño…
SABER EQUILIBRAR EL DAR Y RECIBIR es uno de los aprendizajes más importantes de la vida.

t

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s