Feliz Navidad.

Las fechas acordes no deberían ser solo para algunos que entienden por celebrar, el acto gastronómico del festejo o el desborde mercantilista del sálvese quien pueda.
Debería ser un sincericidio con el afecto, el cual abandone cualquier simulacro que nos acerque a la hipocresía.
La Navidad es la posibilidad y el notable esfuerzo del perdón humano antes que del religioso. Es la fecha elegida para sentirnos enteros, aunque a la medianoche terminemos por juntar los pedazos que todavía no encontramos.
Es el momento para mirarnos a los ojos y enseñarle al rencor, lo que podemos con el abrazo.
Estamos a tiempo para pensar y sabernos chiquititos por un instante, para después percibir los colores con que pinta la humildad.
Y si no, mirémonos al espejo y tiremos la primera piedra.
La Navidad es ese día que podemos elegir para empezar de nuevo..

49438570_2256904984342499_5736835671792812032_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s