Toma conciencia de que la culpa no es de los demás.

Toma conciencia de que la culpa no es de los demás.

Deja de culpar a los demás por lo que pasa en tu vida: por tus problemas, por tus dificultades, por tus errores, por cómo te sientes, por tu dolor, etc. Porque culpar no te aporta ningún beneficio. Muy por el contrario, no asumes tu responsabilidad ante los hechos pero sí se la das a los demás. Ya es hora de que tomes el control completo de tu destino. Y puedes empezar tratando de comprender, al menos, estas dos verdades incuestionables:

1º) Se trata de tu vida. Solo tú puedes hacer con ella lo que tú quieras. Eso significa que tú eres cien por ciento responsable de lo que te pasa. Tanto es así, que los realmente culpables por cada nueva situación difícil que vives son tus pensamientos, tu estado de ánimo, tus miedos, tu falta de fe, falta de seguridad y confianza, falta de experiencia, tus decisiones poco felices o desacertadas, tu inercia, etc.

2º) Ser feliz depende de ti mismo. Como bien afirmó el controvertido líder espiritual de origen indio, Osho: “Si sufres es por ti, si te sientes feliz es por ti, si te sientes dichoso es por ti. Nadie más es responsable de cómo te sientes, solo tú y nadie más que tú. Tú eres el infierno y el cielo también”. En otras palabras, eres tú con tu manera de interpretar lo que experimentas el que hace de tu existencia un infierno o un paraíso.

felicidad1-1440x808

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s