La Prisión de la Mente.

La Prisión de la mente es la peor.

No hay peor prisión que la de una mente incapaz de dejar de pensar, ruidosa, impredecible, egocéntrica, conflictiva, temerosa, negativa, en fin, una mente obsesionada por sus propios complejos y recuerdos amargos. Bien al contrario, no hay mayor felicidad que el hecho de lograr poner fin a la horrible esclavitud que produce el pensamiento incesante y conseguir mantener ocupada la mente tan solo por los pensamientos que nosotros queramos. Esa es la verdadera experiencia de la libertad.

Sin título.png

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s