Cambia tu panorama y tu vida cambiara.

Tu mereces vivir en abundancia. Tu mereces vivir feliz. Tu mereces todo lo bueno, porque eres hijo de Dios y heredero de su reino. Nunca dudes te lo mereces todo.

Que es el Amor?

El amor es un sentimiento, que genera cariño, respeto, representa bondad, compasión, afecto. Hay diferentes manifestaciones de Amor. Recuerda, que Dios es Amor y tu eres Amor.

Vive una vida en Paz.

Comprométete a vivir una vida en paz y en armonía. Comprométete a no atacar ni ir en contra de nadie. Compromete a tener siempre para dar. Comprométete a dar amor a todo el que se cruce en tu camino.

Recupera el control de tu vida.

Nadie te hace sufrir si tu no se lo permites, Nadie contrala tu vida. tu meres una buena vida, y tu misma te la puedes dar. No dejes que nada ni nadie te haga daño. toma el control de tu vida y se feliz!

Hoy tienes la oportunidad de comenzar de nuevo.

Siempre tienes la oportunidad de comenzar de nuevo, no importa los errores que cometas, siempre puedes volver a empezar con mas sabiduría. Recuerda, que de los errores se aprende. y estamos aquí para aprender de ellos.

Decreto para la opulencia.

Al final de cada decreto di; En armonía para todo el mundo y de acuerdo con la voluntad divina, bajo la gracia y de manera perfecta. Gracias… Amen.

Cree en el bien y este se manifestara.

Cree en el bien y practica el bien. No puedes hacer el mal y obtener algo bueno. Y recuerda, que todos somos uno y si lastimas a alguien te lastimas tu mismo.

La importancia de perdonar.

Cuando dejes ir ese pasado, serás libre. Cuando dejes ir ese pasado, serás feliz. Cuando dejes ir ese pasado, sanaras tu alma. Perdona y se feliz !!

Aumenta tu abundancia.

La forma mas rápida es empezando por agradecer todo lo que ya tienes. cuando eres agradecido, mas cosa buenas llegan a tu vida. Agradece todo, absolutamente todo lo que tengas, y mas cosas buenas llegaran a tu vida.

Decreto de paz mental.

Trata de tranquilizarte y repite una y otra vez este decreto. Tu mereces una vida llena de paz y armonía.